martes, 20 de marzo de 2007

Cyril Collard




Hoy debo hablar de Cyril Collard. Recuerdo perfectamente cuando fue la primera vez que le vi. Abrí mi revista del Círculo de Lectores. En una de sus páginas allí estaba él, su fotografía, manejando una cámara de cine. Miré a la izquierda y venía su libro: "Las Noches Salvajes". Sin dudar, lo cogí. Yo debía tener unos veinte años. Dos semanas más tarde, tenía el libro en mis manos. Su lectura me impactó, seguramente porque era la primera vez que leía lo que sentía un bisexual describiendo sus aventuras con hombres y mujeres. Y también porque su particular historia con Laura, me daba escalofríos. Y además, porque el protagonista era un enfermo de sida que sabía que iba a morir...Miraba continuamente su foto. Parecía conocerle de siempre. Pocos meses más tarde, en el mismo Círculo de Lectores salió un libro anterior que había salido "Condenado Amor". Este libro también me gustó, pero no tanto como el anterior. Un día le pedí a una amiga mía que iba a París la película basada en el libro, con el mismo título. Me la trajo, y aunque venía en otro formato diferente al VHS, el francés, que hacía que viera la película en blanco y negro, y naturalmente en francés, me fascinó aún más que el libro. Quizás porque su director, guionista y protagonista era el mismo Cyril. También busqué en internet. No encontré mucha información y en su mayoría, naturalmente, en francés. Cada vez que sabía que alguien iba a Francia, les pedía que me trajeran algo de Cyril Collard. Fue así como tengo en mi poder, aparte de su película, sus libros en francés, "Les Nuits Fauves" y "Condamné amour", los mismos que tengo en español. Y además, uno especial que costó conseguir, "Cyril Collard: La passion", una biografía suya escrita por Jean - Philippe Guerand et Martine Moriconi, que incluye fotografías suyas, incluso la de su funeral. Porque sí, cuando yo descubrí a Cyril Collard, él ya había muerto de SIDA. Murió el 5 de marzo de 1993. Pocos días después, la Academia de Cine de Francia le concedía un César por su película. De hecho, hay un premio de cine con su nombre. Premio Cyril Collard. También tiene una fundación, creada por sus padresDe hecho, Cyril murió antes de terminar el montaje de su película. Imagino el clima de esa sala, terminando de montar una película cuyo protagonista, el creador, acaba de morir. Lo reconozco, llegué a obsesionarme con Cyril y su historia. De hecho, pensé en que algún día iría a Francia a visitar su tumba, lo más cercano que puedo estar de él, antes de descubrir que había sido incinerado. Mi labor de investigación no ha parado hasta el día de hoy.
Tuve la fortuna de que se emitiera en Cine Club de la 2 su película, en versión original subtitulada. Por supuesto, la grabé. Hace dos años, compré el dvd "Les Nuits Fauves" a través de Amazon. No me canso de verla, y sigue poniéndome un nudo en la garganta y se me encoge el corazón.
Tengo pendiente hacer un viaje a Francia, "siguiendo sus pies". Lo cierto es que lo que de verdad tengo pendiente es hacer una novela inspirada en él. Todo eso se merece y más.
Termino poniendo mi apartado favorito del libro y de la película. Impresionante escena cuando dice esas palabras.
Tengo ante mí una barandilla de hierro forjado pintada de verde. Veo los muelles a través de las volutas de metal. Hace un tiempo maravilloso. Estoy vivo; el mundo no es sólo algo que está ahí, exterior a mí: participo de él. Se me ofrece. Probablemente moriré de sida, pero ya no se trata de mi vida: estoy en la vida.
Besos y gracias por leerme.

8 comentarios:

  1. Hola wapa, la verdad es que no conozco a este hombre tendre que ponerme a investigar yo tambien, tengo que darle una oportunidad.
    La frase me ha gustado mucho, aparte de eso me gusta mucho lo que has escrito.
    Besos, cuidate!!!
    :o)

    ResponderEliminar
  2. Hola guapa,
    muchas gracias, seguro que te gustaría. Además, cuando dice esa frase en la película, la dice frente al mar, mientras anochece.Ainsss.
    Besos, Rebeca

    ResponderEliminar
  3. pero que tendrá el mar...jajjaja
    ains, me encanta como escribes, ya lo sabes, otro libro con peli encima?? jopes...no doy a basto jajajaja. A ver que hago, por que parece que merece. Bueno, ya veré si me desdoblo y lo consigo jajajaja.un besote enorme linda

    ResponderEliminar
  4. Hola guapa,
    pues sí, Esther, están aumentando los deberes. Lo siento. Ja,ja,ja.
    El mar es mágico, cualquier cosa al lado de él, en mi opinión es mucho más romántico.
    Ya sabes, me encanta que te encante lo que escribo.;)
    Besotes fuertes

    ResponderEliminar
  5. No cabe duda que el mundo es un pañuelo, justo ahorita estoy escribiendo un post sobre la película de Cyrill Collard. Aún no olvido el impacto que me produjo verla. Dura, terrible y perturbadora como pocas. Lamentablemente en México es difícil conseguirla.

    Me encantó tu escrito.

    Saludos

    ResponderEliminar
  6. ¡¡Marichuy, bienvenida!!
    Madre mía, no me esperaba que me leyeran desde México, y mucho menos que visitara entradas antiguas. Supongo que me habrás encontrado por el Google. Yo también tuve problemas para comprar la película. De hecho, la compré por internet.
    Muchas gracias por tu visita y ahora mismito voy a visitar tu blog y leer tu post.
    Besos, guapa

    ResponderEliminar
  7. Hola, acabo de entrar en tu blog por casualidad, buscando en google también información de Collard. Yo también, como describes, he llegado a obsesionarme por él. Como tú, vi la película casi a los 20 años. Me encantó, comencé a investigar su vida, su personal y profesional. Y a fecha de hoy, a los 38 años de edad, creo que tengo casi todo lo que se ha publicado. Pero aún así, sigo intentando saber más de él... casi imposible. Su tumba, como bien dices, no existe. Fue incinerado y sus cenizas esparcidas en el mar... Me encantaría conocer a sus amigos, familiares... saber más de él. Soy periodista y me encantaría algún día poder escribir y rendirle mi personal homenaje. Gracias por leerme. :) Icaro

    ResponderEliminar
  8. Me ha encantado lo que escribes, y como la mayoría de ustedes yo también me he obsesionado con cyril collard. Es una pena que no tenga tumba. Me pueden decir como comprar sus libros y películas? . Saludos desde Guayaquil, Ecuador.

    ResponderEliminar