martes, 22 de mayo de 2007

La extraña pareja...un cardado en apuros





Hola, pues aunque hoy estoy creo que todavía más cansada que ayer, me he propuesto escribir sobre el estreno de la obra "La Extraña Pareja - Un cardado en apuros".
Ya he dicho que me encanta el mundo de la interpretación y todo lo que le rodea mil veces. Bueno, tal vez mil veces no, pero varias veces ya sí.
Y la experiencia de estos dos días no ha hecho más que reafirmarme en ello.
Los nervios no te los quita nadie ni nada. Eso es inevitable. Los últimos retoques, la sensación minutos antes de comenzar de que has olvidado todo el papel, las carreras de todos para terminar de vestirnos, maquillarnos y preparar el "ambiente"...y cada dos por tres saliendo fuera a fumarte un cigarro que necesitas. Te da igual que todo el mundo al verte en la calle "disfrazada" te mire. La nicotina es la nicotina.
Va llegando el público y tú los miras pensando "viene más gente de la esperada" y los nervios aumentan más cuando crees que es imposible: ¿les gustará, se reirán, aplaudirán?, ¿si se me olvida a mí o a alguna de mis compañeras alguna frase, sabré salir del atolladero?, ¿se me oirá bien o con la tensión no hablaré en voz alta?...
Yo tenía el inconveniente de que entraba más tarde que las demás, y eso te hace pensar más, dudar más...vamos, en fín, ponerte aún más nerviosa. Miras a tu profesora de teatro, confiada en que pueda "soplarte" si se te olvida algo, aunque en el fondo deseas no necesitar su ayuda.
Al final, llega mi turno y los minutos se convierten en segundos. Durante la escena estoy más tranquila, las palabras fluyen y todo los gestos y posturas ensayadas salen bien. En ese momento no te preocupa si están riendo o no, no te enteras. Ya no importa si te están viendo cuatro personas o cuarenta. Ni oyes ni ves ni entiendes. Estás dentro de tu personaje, en casa con cuatro amigas que están intentando convencerte de que la vida no ha terminado porque te haya abandonado tu marido después de catorce años de matrimonio...
Suena la canción de Ricky Martín, "Vida loca", y sonríes satisfecha. El público aplaude, tú sonríes, abrazas a tus compañeras, saludas y pides que junto con todos tus compañeros de teatro, con los que has pasado meses de ensayos, de improvisaciones y de risas, suba a saludar tu profesora de teatro, Ana, que tanto te ha enseñado y tanto ha sufrido con sus alumnos.
Saludas a la gente que ha venido a verte, sigues corriendo, esta vez para desmaquillarte (no hay fotos de como termino la obra, todo mojada y con el maquillaje corrido), te vistes, te despides del personaje de Flori y vas a celebrar con tus compañeros y amigos el trabajo bien hecho. ¡Ay, ese cigarro de después y esa cerveza con limón bien fresca que bien saben!.
Desde aquí, quiero agradecer a mi profesora y a mis compañeros de teatro todo su trabajo y apoyo , y a los demás, que me felicitaron y me aplaudieron.
Y felicitaciones tanto a mis compañeras de obra, como a los demás que actuaron en las demás obras. Da gusto trabajar con vosotros.
Nadie ni nada puede pagar lo que sientes después. Ese "subidón" que no te deja dormir aunque estés extenuada de tanto esfuerzo.
Hay muchas fotos hechas, hasta grabaciones de video. Pero he puesto solamente cuatro, como véis.
La primera con mi compañera y amiga desde hace más de 16 años, Cristina. ¡Lo qué nos hizo sufrir con que no se sabía el papel y luego lo bordó!.
En la segunda, las cinco en escena: MªLuz (Olivia), Paula (Vera), Patricia (Silvia), Cris (Pepa) y una servidora (Flori).
En la tercera, momento en que mi amiga "Olivia" intenta convencerme de que no me vaya. Luego saldría mal parada en un baño mojada y hecha un trapo por no querer hacerla caso.
Y la última, una pequeña muestra de la celebración posterior en el "Kuman", cafetería que se ha convertido ya en nuestra segunda casa, donde vamos después de cada ensayo, y como no, después de cada obra de teatro.
Una pena que se haya acabado. Meses de ensayo que quedan en dos días, lunes y martes, que saben a poco...
Y ahora a descansar...que en mi futuro próximo hay ensayos de coreografía para un corto musical, ensayos con mi grupo de teatro "Sede" (estoy desaparecida en las últimas semanas, pero volveré pronto) y un corto de Jonatan Rivero que también se vislumbra (ser extra en tus cortos es una experiencia que vale la pena; a ver cuando un papel protagonista, Jon, ja,ja,ja).
Y como no, no voy a despedirme sin agradecer a todos los que me habéis apoyado desde la distancia, deseándome todo lo mejor. Así da gusto.
Besos, besos y más besos.

12 comentarios:

  1. ¡Descansa!, ¡que te lo mereces!, no te preocupes por los nervios, es normal, yo tambien tendré esa sensación, cuando haga mi primera obra de teatro como actor, ¡espero que se me dé bien!.
    Lo peor que le puede ocurrir a un actor, es que en el momento de actuar en una escena determinada, se te quede la mente en blanco, ¡por dios que nunca te paso eso!....
    Por cierto ¡me despidó ya!, estamos teniendo un temporal por Castilla La Mancha, ¡se avecina en este momento en que te escribo esto una tormenta!...
    ¡un abrazo enorme y mucha suerte!..

    ResponderEliminar
  2. Bueno como fui testigo de la obra, solo decir, que tanto por mi parte como por la de Noe, pasamos un rato muy muy pero que muy divertido. Sin duda nos gusto, creo que hasta se hacia un poquito corta... eso creo qu es bueno...
    Y sigue así que vales!
    Me acordaba de aquel día que fui a una clase contigo y llego el dialogo y casi que me le sabia jajaj
    que bien!!
    un besuco wapa

    ResponderEliminar
  3. wapaaa!! jo tia, me encantaría verte actuar! en serio, a ver si alguna vez se tercia!! bueno, me alegro de que fuera todo bien, y nada, a descansaaaaaaaaaarrr!!
    besis!!

    ResponderEliminar
  4. ¡¡Gracias, gracias, gracias!!
    ¡¡Muchas gracias!!

    Isma, he descansado, he descansado.
    Tanto que hoy casi ni me he pasado por internet.
    Sí, los nervios son normales en TODAS las obras de teatro que hagas. Acostúmbrate y prepárate.;P
    ¿Hoy luchando contra la tormenta?. Es que no paras últimamente de tener líos todas las semanas.Ja,ja,ja.

    Patri, ya te lo he dicho, pero te lo repito.¡Gracias por venir!.
    Me alegro que te lo hayas pasado bien. Ahora ya sabes, a animarte y apuntarte para el año que viene.;)
    Sí, esa clase fue memorable. ¿Te acuerdas que era incapaz de hacer de la desconsolada Flori porque no se me quitaba la sonrisa de tonta?. Que tiempos aquellos.

    ¡¡Irene!!. No te preocupes, que ya la verás, ya la verás. Hay por ahí una grabación...

    Besos, guapos

    ResponderEliminar
  5. Maika! Al leerte me has trasmitido todas tus emociones. Se te nota feliz, y me alegro mucho.
    Suerte con los nuevos proyectos.
    Un besito

    ResponderEliminar
  6. Sí, Marta, sí, soy feliz y espero que dure.
    Respecto a los nuevos proyectos, estoy bastante ilusionada y "excitada" con el corto musical.
    ¿No es genial hacer algo donde las horas parezcan minutos y donde además te lo pases en grande?.
    Sólo me falta un pequeño detalle para estar ya pletórica...veremos a ver.
    Besos

    ResponderEliminar
  7. Me alegro un montón que te fuese tan bien, y que sepas disfrutar de lo que haces, que es lo más importante que hay.
    A ver si alguna vez tengo la oportunidad de verte en vivo y en directo, que por aquí hablan muy bien...
    Un besazo!

    ResponderEliminar
  8. Gracias, Sandrita.
    A ver, a ver, ya podría tener la suerte de llegar alguna vez a actuar en Barcelona. ¡Eso sí que estaría bien!.
    Besos, guapa

    ResponderEliminar
  9. ...aiiii porque no podrias tu aquella vez desarrollar el alma triste y desolado de Flori... madre mia! si si clase muy muy memorable!
    un besuco

    jejee

    ResponderEliminar
  10. No sé, no sé, ahora mismo no me acuerdo...déjame recordar.Ja,ja,ja.
    Besos, guapetona

    ResponderEliminar
  11. anda mirala que guapa ellaaaa ahi disfrazada, con su papel :P Me algro que saliera bien y gustara ala gente( yo creo que debía gustar por webs :P). A ver si veo esa grabación y tal..lástima que vivamos lejos..Un besi

    ResponderEliminar
  12. Sí, sí, y tanto que disfrazada.
    Que ayer por la noche fuímos a cenar los del teatro, y me encontré con una amiga de mi profesora de teatro que no me reconocía sin "disfrazar".Ja,ja,ja.
    Debía gustar por webs.Ja,ja,ja. Me ha encantado. No te preocupes que vivamos lejos. Ya sabes que no me cuesta nada plantarme en Barcelona para hacer el "esfuerzo" de pasarte una copia.;P
    Besos, guapa

    ResponderEliminar