martes, 15 de mayo de 2007

¿Mamá, quiero ser famosa?


Pues hoy estoy que trino. Cabreada. Sí, sí, cabreada. Y he pensado en desahogarme aquí.
Todo ha sido a raíz de una conversación. Hablaba con una amiga de una conocida que tenemos las dos del instituto. Está saliendo con un famoso. Y no hace más que proclamarlo a los cuatro vientos...
Cada persona tenemos una manera de pensar, una educación, una forma de ver la vida.
Parece que mi manera de ver las cosas no van muy en la onda de estos tiempos que corren.
Que se le va a hacer...
¿Qué mundo estamos creando entre todos?.
¿Desde cuándo te conviertes en famosa o en guay al colgarte del brazo de alguien que es conocido o famoso por sus logros personales?. ¿Hasta qué punto merece la pena?. ¿Eres mejor o peor por pasar una o varias noches con alguien con "nombre"?.
En estos pensamientos estaba, cuando leía mis blogs favoritos, los que leo todos los días. Uno de ellos es 4colors, y hoy ha escrito algo que venía al tema y que aquí reproduzco, con su permiso (bueno, lo cierto es que no sé si lo tengo), pero vamos, espero que a él no le importe.
La frase es la siguiente: "Cualquier valor social es infinitamente menor que tener la oportunidad de salir en un medio de comunicación".
No tengo nada en contra de la fama. Sin embargo, me refiero a la fama merecida. La que tiene la gente que la ha ganado por méritos propios. De hecho, la mayoría de la gente que es famosa por su trabajo, se siente abrumada y a menudo les gustaría poder vivir sin que les reconocieran por la calle.
Sin embargo, si enciendes la televisión hoy en día, la mayoría del famoseo son ex de fulanito, amante de menganito...gente lapa, que intenta salir en los medios por todos los medios, valga la redundancia.
No se puede luchar contra la masa social, intentando que dejen de pensar como piensan.
Pero por lo menos en este blog, yo puedo escribir mi postura. Y ahí va.
Soy mitómana. Lo admito. Hay gente a la que admiro: escritores, periodistas, actores, presentadores, directores de teatro y de cine...
Y sí, si tengo oportunidad de conocerles en persona, de decirles cara a cara lo que pienso, lo hago.
Ya he hablado sobre ello. Por ejemplo, con el caso de Almudena Grandes, mi escritora preferida.
Sin embargo, tengo claro que ante todo son personas, con sus días buenos y sus días malos, e intento siempre acercarme a ellos con respeto y educación, si las circunstancias son propicias.
Ante el mínimo mal gesto o mala cara, soy la primera en no acercarme.
Hasta el día de hoy, he tenido pocas experiencias malas y no las voy a contar, porque de todo hay. En el reportaje que vi en Canal Plus, "De par en par", con Carles Francino y Andreu Buenafuente (dos monstruos de la comunicación), hablaban de que la fama da poder y que potencia lo bueno y lo malo de lo que eran esas personas antes de ser famosos. Bueno, no lo decían con esas palabras. No tengo una memoria fotográfica, que se le va a hacer.
El caso es que en esa conversación que decía antes, mi amiga me preguntó: ¿tú qué harías en el caso de "fulanita"?.
Porque todo puede pasar. El amor es así. Surge cuando menos te lo esperas. Yo no sé que me deparará el futuro. Puede que en un futuro me acerque a alguien que admire, le felicite y entre nosotros surga algo más que una simpatía. Todo puede ocurrir...
¿Qué haría en esa situación, si estuviera con una persona conocida o famosa?. La mayoría de mis amigos, de la gente que me conoce, sabe la respuesta. Mucho tenía que cambiar para traicionar mis principios.
De hecho, también saben que la idea de estar con un famoso no me entusiasmaría. Y menos, ser famosa por ello. Si no me gusta salir delante de una cámara de fotos, menos me gustaría salir delante de una cámara de televisión.
Si estás enamorada, es normal que no puedas evitar decirlo, porque te hace feliz, porque es una experiencia genial, sobretodo si el amado te corresponde.
Con todo, para mí todos somos iguales. Sí, estoy enamorada, es un hombre genial, me hace feliz...y trabaja en televisión o en cine o en teatro. Nada más. Es su trabajo. Podía ser albañil, camionero, camarero, ingeniero, médico...
¿El que fuera conocido le haría más especial, le amaría más por ello?. Pienso que no.
El amor no entiende de títulos ni de dinero ni de poder. Por lo menos no el amor al que yo aspiro.
Recuerdo las palabras de mis padres hace ya varios años: "da igual que tenga dinero o no, que sea importante o no, que sea de otra clase o no...lo importante es quererle y que te quiera."
Con la experiencia te das cuenta que es una gran verdad y quizás el amar y ser amado es lo más complicado de conseguir.
Quizás algunos/as prefieren vivir de migajas de amor, de noches de pasión y sexo que al final no dejan huella y si pueden ser con un famoso/a, mejor que mejor. Yo no.
Yo quiero amar y ser amada. Respetar y ser respetada. No pido tanto...¿o sí?.
En resumen, si algún día me veis en alguna revista o programa del corazón, en internet o en este mismo blog, contando mi aventura amorosa o sexual con menganito o fulanito, que es famoso o conocido, prometo daros a cada uno de los que vengáis un millón de euros.
Tan segura estoy de no traicionar mis principios. No me hace ser mejor o peor persona. Simplemente, yo soy así.
Besos y gracias por leerme.


10 comentarios:

  1. Creo que no lo podias expresar mejor. Sabes que pienso lo mismo a correlación con temas de este tipo. Siempre hay que ser respetuso. El amor si es amor tiene que ser de verdad y no hace falta ir gritandolo por que sea tal o cual persona... simplemente es amor y te da felicidad, tranquilidad.
    Y tranquila que si cambias, soy yo la primera que va, y no a por el millon de euros, si no ha decirte ¿Que ha pasado contigo?
    No hace mucho que nos conocemos eso es cierto, pero si una cosa se de tí, es que no fallas a tus principios y eso es lo que valoro en tí por encima de todo. Una persona con principios al final es una gran persona, lo sé.
    Un beso y gran entrada en el blog.

    ResponderEliminar
  2. Totalmente de acuerdo con todo lo que has dicho...Pienso igual qeu tu.Y con Rojis...en fin poco más que añadir, porque ya está dicho todo.

    Un besote

    ResponderEliminar
  3. ¡Guapa, guapa y guapa!.
    Muchas gracias por tu arrumaco.
    Ya hemos hablado varias veces sobre el tema y conoces bien mi postura, aunque nos conozcamos desde hace poco tiempo, como dices.
    Tranquila, no pienso cambiar, y menos por un hombre.Y mucho menos por dinero o fama.Ja,ja,ja.
    Si el amor es de verdad, nada ni nadie puede comprarlo.
    Besos, Pati

    ResponderEliminar
  4. Gracias Ana.
    Buff, da gusto saber que hay esperanza en este mundo, que no piensan que la fama y un minuto en los medios por un revolcón valga la pena.
    ¡Mira que sois rápidas!.
    Es actualizar y ya os tengo a las dos aquí.
    ¡Muchas gracias!.
    Besos, Ana

    ResponderEliminar
  5. uf, ya te digo tia!! estoy totalmente de acuerdo con todo!!
    bueno, reconozco que cuando yo veo a alguno de los que admiro me pongo un poco nerviosa y quiero hablarles a toda costa, pero luego a la hora de la verdad no lo hago. pero si no les veo con ganas, desde luego, no me pongo a agobiar, eso me parece de lo peor.
    y en fin, que eso, que me parece horrible que la gente se haga famosísima y multimillonaria, x salir en algun programa de tres al cuarto diciendo mentiras unos de otros. ay que joderse, a donde vamos a llegar!!
    besis!

    ResponderEliminar
  6. ¡Toda la razón!, yo me quedó con la frase..."¿El que fuera conocido le haría más especial, le amaría más por ello?", es verdad.
    Por cierto enhorabuena por tu blog,¡que blog tan genial!, ¡te visitaré de vez en cuando!, te haré un hueco entre mis blogs amigas...
    ¡Hasta luego y un gran arrumaco!....

    ResponderEliminar
  7. Irene, no tienes por qué ponerte nerviosa. Son humanos, de carne y hueso, como nosotros. Los hay de todos los tipos, pero mi experiencia es 95% buena.

    ¡¡Isma!! ¡¡Bienvenido!!
    Un honor que me visites y un placer.
    Gracias por tus elogios, me alegra que te parezca genial mi blog.
    Así da gusto escribir.
    Y gracias por hacerme un hueco.
    Soy pequeñita, ocupo poco.Ja,ja,ja.
    Te devolveré la visita.;)

    Besossssss

    ResponderEliminar
  8. De nada, mujer, pa eso estoy, yo he dicho lo que pienso de verdad, me parece fantástico este blog.
    ¡Gracias por contesta en mi blog!, ¡yo he hecho lo mismo!...
    ¡Un saludo!, ¡y hasta luego!...

    ResponderEliminar
  9. jajajaja, ya se que son humanos mujer, xo no se puede evitar. de todas formas, cada vez me pasa menos. luego, en realidad es que no sabes que decir, o al menos, eso me pasa a mi. en fin... .jajajaja
    besis!

    ResponderEliminar
  10. ¡Irene e Isma!.
    ¿Os ponéis de acuerdo para contestar juntos?.Ja,ja,ja.
    Isma, gracias de nuevo, gracias, gracias. Como siempre digo, así da gusto escribir. Con todo, seguiré intentando mejorar.;)

    Irene, ¿qué no sabes qué decir?. A mí me pasa lo contrario. Que a veces hasta se me quedan cosas en el tintero...

    Besos

    ResponderEliminar