miércoles, 13 de junio de 2007

El Angel Negro


Porque sí, hay ángeles en la tierra. Siempre lo he dicho.
De hecho, en los últimos tiempos había un ángel por ahí que me llenaba las noches y los días.
Pero todo pasa...entonces es cuando descubres que los ángeles pueden convertirse en demonios, en ángeles caídos, en ángeles negros, como negro se vuelve tu corazón en esos días y negros todos los pensamientos.
Con todo, no nos pongamos trágicos. A estas alturas ya sé que el amor es una enfermedad que se cura con el tiempo.
Y esta noche, que me ha dado la "pájara", y me ha dado por acordarme del ángel que estaba lleno de luz y que me daba alas. Menos mal que esto dura poco, porque me acuerdo de todo el mal y dolor que trajo cuando cayó de las alturas.
Y me quedo con la esperanza de que en un futuro encontraré un ángel de verdad, sin trampa ni cartón y ese es el que me llevara hasta el séptimo cielo.
Y rememorando antiguas cosas escritas, he encontrado algo apropiado para esta noche.
Una canción que escribí cuando quise hacer mis pinitos con un grupo de música. A ver, un poco de imaginación. Imaginaros la música que acompaña al más puro estilo de rock, con una buena voz desgarrada, como la de la cantante de los Tahures Zurdos, Aurora Beltrán.
Espero que os guste.
Ahora que lo pienso, no le va tan mal a este ángel negro en particular...

No debiste de acercarte a él,
las sombras siempre le acompañan.
Su alma es tan negra y cruel
que hasta su mismo aliento daña.
Tiene en la noche su aliada,
en tu sangre, su venganza,
tu dolor será su vida.
Nunca ya podrás cerrar tu herida.
Cuídate, amiga, del ángel negro,
cuídate, amiga, si te gusta vivir.
Cuídate, amiga, del ángel negro,
de su celda no podrás huir.
Él te acecha, va trás su presa,
como un lobo va detrás de ti.
Te tomará por sorpresa,
de su trampa no querras salir.
Nadie te podrá ayudar,
porque nadie contigo estará.
Será su refugio tu soledad,
huye de la oscuridad.
Cuídate, amiga, del ángel negro,
cuídate, amiga, si te gusta vivir.
Cuídate, amiga, del ángel negro,
de su celda no podrás huir.
Es la bestia dentro de la belleza,
es tu amante, tú te dejas llevar.
Su boca es la dulce cereza,
su mirada te conduce a volar,
su cuerpo es la loca pasión,
su sexo, un pecado mortal.
No le puedes negar nada, no,
toda su imaginación al mal.
Cuídate, amiga, del ángel negro,
cuídate, amiga, si te gusta vivir.
Cuídate, amiga, del ángel negro,
de su celda no podrás huir.

Vale, vale, ya sé, hice bien en dejar el mundo de la música...

16 comentarios:

  1. Un día me tienes que decir como sonaba la canción eh...
    Esta bien tia, me ha gustado. Me sorprendes. El cambio de tus relatos a esto. Grata sorpresa.
    Y fuerzas!!!! Angel Negro, malo, otros angeles volvaran!!
    un besuco pequeñuela!

    ResponderEliminar
  2. El próximo día que quedemos a tomarnos una cervezuca con limón, recuérdame que te la cante.
    No me responsabilizo de que nos echen del bar. Ja,ja,ja.
    Sí, sí, ángel negro, malo, malo, malo. ;P
    Besos

    ResponderEliminar
  3. A VER QUEJOSA!!Ç
    como te iba a escribir si habias cambiado el nombre del blog y no me entraba pero debido a mis fuentes he encontrado el mismo lugar cambiado de nombre
    muajjajajajja

    ResponderEliminar
  4. Ya has pringao, por lista ahora mañana vas a tener q cantar cuando quedemos, si es q hay q tener cuidao con lo q contamos

    Todavía no sé si antes de lo del teatro tendré ensayo con Álvaro, si te quieres pasar y te ponemos en primicia unas escenas del corto

    ResponderEliminar
  5. Yo también quiero oir esa canción!!! Lástima que viva tan lejos, pero bueno, la próxima vez que te vea, te la pedirá, y sabes que no voy a olvidarlo, JAJJAAJJAAJAJAJAJAJAJA.
    Sobre los ángeles negres, la fantasma de los bosques un día también se convirtió en ángel negro y me asustó un poco pero yo era un ángel todavía más negro y ella se asustó más, jeje.
    Bueno, lo de la fantasma de los bosques que me has ido comentando en cada comentario que te hago no existe como tal, jeje, o por lo menos cuando escribía sobre ella no me refería a nadie en concreto... o almenos eso es lo que me dijo ella que dijera

    ResponderEliminar
  6. ¡¡Nooooo!!
    ¡¡No quiero cantar!!.
    A ver, lo de cantar no es mi fuerte.
    Y menos, con el catarrazo que llevo arrastrando desde hace ya semanas.

    Jon, creo que te había avisado de mi cambio de dirección de blog. Ay, cuantos problemas me está dando decidir que Maika sólo escribía y no escribía e imaginaba...;P
    Menos mal que estoy rodeada de gente inteligente y ¿maquiavélica?.Ja,ja,ja.
    Y no, no soy quejosa, no, jo, jo.;P

    Rober, tú cantas bien, yo canto fatal. Esa es la pequeña diferencia por la que yo no voy a cantar y tú sí.Ja, ja, ja. Si tengo tiempo antes de ir al teatro de quedar con Alvaro y contigo, no dudes que lo haré. ¡Quiero ver esas escenas!.
    Sí, además de quejica, soy cotilla.
    Ja,ja,ja.

    Sergi, tú y esos problemas mentales que tienes. Que si te sale una doble personalidad en forma de Espinete, que si tienes amigos o amantes imaginarios. Yo no sé si será el vivir en Barcelona, que os afecta tanto a algunos...
    Y tú no eres un ángel negro. Noooo.
    Y otro empeñado en que le cante.
    Por lo menos, donde esté yo cantando, nunca habrá sequía...

    Besos, guapos

    P.D.: tres hombres escribiéndome, me siento tan halagada. Ja,ja,ja.

    ResponderEliminar
  7. También te has dedicado a la música??? Eres de to'!!! Joer... IM-prezionante!!

    Y me uno a la voz del pueblo que pide que se escuche esa canción!!!!

    Un beso!

    ResponderEliminar
  8. Pues creeme, la voz del pueblo que ya me ha escuchado cantar, os diría:
    ¡¡Mejor que no!!.
    Un dato: esta mañana me he levantado cantarina y ahora está lloviendo a cántaros. ¿Coincidencia?. No lo creo.
    Sandra, es que soy como los artistas renacentistas, abarco todos los palos del mundo artístico.
    Lo que no significa que se me dé bien...
    Besos, guapa

    ResponderEliminar
  9. Pues mola mucho la letra! A ver si te vas a meter a compositora . Tocas todos los palos tía!jejej eso es ser artista ya...lo tienes incrustado en el ADN jejeje

    Estaría guay eh?? Animos!

    besote

    ResponderEliminar
  10. pd: cuando te vea la proxima vez , vas a cantar esa canción...te vas a qeudar afónica a este paso jojojo

    ResponderEliminar
  11. Maika! Los ángeles existen, pero los buenos son a los que no se les ven las alas, los que van con ellas abiertas, suelen ser negros ;)

    Me gusta la letra de la canción, si señor, eres una chica de lo más polifacética eh?? ARTISTA!!!!

    un besito

    ResponderEliminar
  12. ¡¡Holas Anas!!
    Me alegro de que os haya gustado la letra de la canción. No, si todavía me plantearé vendérsela a alguien que tenga buena voz...
    Pienso que ser artista, escritora, actriz o cualquiera de esos apelativos me quedan demasiado grandes aún.

    Ithilme, visto que tú también me pides que cante, tendré que dar clases de canto para no quedar mal.;P

    Sahona, me ha encantado esa frase. "Los ángeles existen, pero los buenos son a los que no se les ven las alas, los que van con ellas abiertas, suelen ser negros."
    Chapeau, Ana. Una gran verdad.;)

    Besos, guapas

    ResponderEliminar
  13. Hola!! vaya, si que vas a tener que dar clases de canto, xq vas a tener que cantar una y otra vez esa canción cada vez que quedes con cualquiera de los que te leemos... jajaja, si es que te precipitaste un poco al contar eso :p
    A mi también me ha encantado esa frase de Sahona, es una verdad absoluta, muy buena, genial.
    Por cierto, tú si vas a huir de esa celda, y lo sabes
    Besos!!

    ResponderEliminar
  14. ¡¡Irene!!.
    ¿Tú también?. Vale, decidido, haré conciertos pequeños en varios puntos de la geografía española.Ja,ja,ja.
    Sí, Sahona la ha clavado.
    Gracias por los ánimos. De hecho, creo que ya he huido de esa celda. Lo malo es que a veces la echo de menos. Soy así de tonta.:(
    Besos

    ResponderEliminar
  15. ey! conciertos de maika!! eso si estaria bien!!
    bueno, ya sabes, tiempo al tiempo y dejaras de echarla de menos. a estas alturas siempre parece imposible.... pero no lo es.
    besos!

    ResponderEliminar
  16. Tranquila, Irene.
    Tiempo al tiempo y dejaré de echar de menos a la celda y al Angel Negro...
    ¡Trato hecho!.;)
    Bueno, ya me veo cogiendo de nuevo mi guitarra olvidada y ensayando para mis conciertos "multitudinarios".Ja,ja,ja.
    Besos

    ResponderEliminar