lunes, 25 de junio de 2007

Silvio Rodríguez


Hoy tocaba tercera historia capturada, pero dadme un día más, que todavía no me convence. Aunque la verdad es que en la mayoría de las ocasiones soy bastante autoexigente.
Pero temas de que hablar no faltan.
Por ejemplo, llevo dos días escuchando a Silvio Rodríguez. De hecho, esta vez le ha tocado a él ser mi fondo de acompañamiento para escribir.
A Silvio Rodríguez le conocí de la mano de mis "compadres" del Ave Turuta, la taberna irlandesa que durante años fue mi segunda casa.
Es de esos cantautores de los que nunca te cansas de escuchar, así pase tiempo, cambios en tu vida...Silvio siempre es buena compañía.
Estuve a punto de verle en directo, y me quedé a las mismas puertas...nunca me lo perdonaré.
Tiene canciones de amor, de desamor, de protesta, de perdón, de felicidad. Sí, tiene fama, como la mayoría de cantautores, de autor de canciones tristes, que probablemente sean las más conocidas, sin embargo de todo hay en el universo Silvio Rodríguez. Son muchos años recorriendo el camino de la música.
Como siempre, un pequeño trozo de la tarta.
Mi canción favorita sin duda es "Por quien merece amor", porque es primordial en mi vida, en mi historia de amor de aquel tiempo, porque fue la primera que escuché de él, y además en un paraíso terrenal que ha sido, es y será el "Ave Turuta".

"Por quien merece amor"
¿Te molesta mi amor?
Mi amor de juventud,
y mi amor es un arte
en virtud.
¿Te molesta mi amor?
Mi amor sin antifaz,
y mi amor es un arte de paz.
¿Te molesta mi amor?
Mi amor de humanidad,
y mi amor es un arte
en su edad.
¿Te molesta mi amor?
Mi amor de surtidor,
y mi amor es un arte mayor.
Mi amor es mi prenda encantada,
es mi extensa morada,
es mi espacio sin fin.
Mi amor no precisa fronteras;
como la primavera,
no prefiere jardín.
Mi amor no es amor de mercado,
porque un amor sangrado
no es amor de lucrar.
Mi amor es todo cuanto tengo;
si lo niego o lo vendo,
¿para qué respirar?
¿Te molesta mi amor?
Mi amor de juventud,
y mi amor es un arte en virtud.
¿Te molesta mi amor?
Mi amor sin antifaz,
y mi amor es un arte de paz.
¿Te molesta mi amor?
Mi amor de humanidad,
y mi amor es un arte
en su edad.
¿Te molesta mi amor?
Mi amor de surtidor,
y mi amor es un arte
mayor.
Mi amor no es amor de uno solo,
sino alma de todo
lo que urge sanar.
Mi amor es un amor de abajo
que el devenir me trajo
para hacerlo empinar.
Mi amor, el más enamorado,
es del más olvidado
en su antiguo dolor.
Mi amor abre pecho a la muerte
y despeña su suerte
por un tiempo mejor.
Mi amor, este amor aguerrido,
es un sol encendido,
por quién merece amor.
¿Te molesta mi amor?
Mi amor de juventud,
y mi amor es un arte
en virtud.
¿Te molesta mi amor?
Mi amor sin antifaz,
y mi amor es un arte
de paz.
Mi amor es mi prenda encantada,
es mi extensa morada,
es mi espacio sin fin.
Mi amor no precisa fronteras;
como la primavera,
no prefiere jardín.
Mi amor no es amor de mercado,
porque un amor sangrado
no es amor de lucrar.
Mi amor es todo cuanto tengo;
si lo niego o lo vendo,
¿para qué respirar?
¿Te molesta mi amor?
Mi amor de humanidad,
y mi amor es un arte
en su edad.
¿Te molesta mi amor?
Mi amor de surtidor,
y mi amor es un arte mayor.
Mi amor no es amor de un solo,
sino alma de todo
lo que urge sanar.
Mi amor es un amor de abajo
que el devenir me trajo
para hacerlo empinar.
Mi amor, el más enamorado,
es del más olvidado
en su antiguo dolor.
Mi amor abre pecho a la muerte
y despeña su suerte
por un tiempo mejor.
Mi amor, este amor aguerrido,
es un sol encendido,
por quién merece amor.
....

La he cortado porque es muy larga. Y va con dedicatoria y todo.
Esta canción se la dedico a aquellas personas que juzgan y critican mi amor, que hasta piensan que pueden decidir la cantidad y la calidad de él.
Pues sí, yo si me enamoro, me enamoro hasta la médula, con todo mi ser...y no, lo siento, no puedo dejar de amar a alguien por no ser correspondida. El tiempo me ayudará a olvidar, pero no tengo un interruptor en el corazón para apagarlo cuando te rechazan...
¿Qué serían de tantas historias, de tantas canciones, de tantas novelas si el autor no hubiera sufrido las hieles del desamor?.
Y para acabar con buen sabor de boca, una actuación de Silvio Rodríguez que también he cantado a menudo, porque sí, no todos los momentos de esta vida son malos, la mayoría son buenos, aunque tendamos a pensar más en el dolor.
Se trata de "Pequeña Serenata Diurna". Es una canción que cuando estoy feliz, contenta, cuando todo va sobre ruedas, no puedo evitar cantarla una y otra vez con una sonrisa en los labios.
Y como dice la canción, "que me perdonen los muertos de mi felicidad".
Porque la vida es maravillosa, aún en sus momentos más amargos, porque si sientes la punzada del desamor es porque has amado; y eso, siempre, siempre es mejor que no saber lo que es amar...
Por cierto, he puesto esta foto, porque aunque es antigua, tiene detrás al gran Che Guevara.
Es genial tener en una misma foto a dos grandes referentes. ¡Hasta la victoria siempre!.

6 comentarios:

  1. Maika guapa!
    Soy la primera es postear...que nervios....
    Me ha encantado la entrada de hoy, genial genial, en serio.
    Esa canción es preciosa y tal vez tengas razón, no cambio el dolor del desamor por nada, porque eso significa que algún día pudimos a amar, y eso no tiene precio.

    Y estoy contigo, yo también soy de las que se enamora y cree en principes azules, aunque intente disimular....ultimamente cada vez menos, pero yo sé que esto a mi ya no se me cura, es inherente a mi personalidad.

    Un besito artista!

    ResponderEliminar
  2. Vaya, eso sí que es una verdadera ley de Murphy. Ahí intentando convencer a tus amigas para que te acompañaran y cuando lo logras apuñalan a uno a vuestro lado...
    Por otras partes, yo creo que no es posible dejar de amar si no eres correpondido; para eso están el comerte la olla pensando que todo lo que hace la persona x es para darte pistas de que va 'viniendo hacia ti' y que quiere que le insistas, y los momentos en que te conciencias a ti mismo que ahora ya sí, vas a pasar página, pero claro, siempre sopla viento y la página vuelve para atrás.

    ResponderEliminar
  3. ¡¡Hola Ana!!
    Gracias, guapa, me alegro de que te haya gustado la entrada.
    Pero yo he hablado de enamorarme, no de creer en príncipes azules, esos no existen; además, si existieran, que aburridos, tan perfectos, tan empalagosos...quita, quita.
    Prefiero un hombre con sus defectos, como los tengo yo, que me dé una de cal y una de arena, aunque en su justa medida.
    ¡¡Besazos!!

    A ver si nos vemos por el messenger, que tengo un plan para ti cuando vuelvas a tu casa balear que no podrás rechazar.Y es que la vida mata...;P

    ResponderEliminar
  4. ¡¡Hola Sergi!!
    Que te me has adelantado por un minuto.
    Sí, sí, la ley de Murphy siempre está presente en mi vida. En todos los años que he pasado en el Ave Turuta no volvió a ocurrir nada parecido.
    Lo que me extraña es que no perdiera a esas amigas después de hacerlas pasar por semejante mal trago.
    Sí, lo peor es de estar enamorada sin respuesta del lado opuesto es que te comes mucho, mucho la cabeza pensando en si vale la pena o no, o si es mejor pasar, pero claro, si pasas, quizás te pierdas algo muy bueno, y los "y si..." que no faltan tampoco.
    ¡¡Pásalo bien esta noche!!.
    Ay, que envidia más sana me dáis.
    Te pediría que dieras un besazo de mi parte a cierta persona que estará allí, pero como es hombre, creo que no te motivara demasiado.
    Pues nada, da un besazo a Mireia o a Silvia, que a lo mejor te motiva más.;P
    Besos, guapo

    ResponderEliminar
  5. Gracias por colgar esta canción. Es una maravilla. Nunca he podido asistir a un concierto de Silvio en directo, pero pronto podré hacerlo, dentro de su próxima gira por España, va a actuar en mi ciudad. Si queréis más información podéis visitar www.murciaturistica.es/agendacultural
    Muchas gracias a todo por compartir estas emociones

    ResponderEliminar
  6. Hola Julia,
    como me gusta que me traten en plural. Me hace sentir de la nobleza.;P
    Gracias por la información. Sé de sus conciertos por España, pero lamentablemente no creo que pueda asistir a ninguno de ellos. Por la distancia y por el dinero de las entradas. No sería sólo los gastos de la entrada, sino también los gastos del viaje. Pero las ganas no me faltan...
    Bienvenida a mi blog y gracias por comentar.
    ¡Ah!¡Y disfruta de ese pedazo de concierto por mí!
    Besos

    ResponderEliminar