miércoles, 25 de julio de 2007

Publicación de "Pulgoso"


Pues aunque es tarde, no he podido evitar antes de dormir, publicar este relato.
Se trata del primer relato que publico en una revista. La revista es "Sede", de nivel regional, que se reparte gratuitamente por Cantabria. En la primera foto está la portada del número de este mes. En la segunda, la revista abierta donde aparece mi relato.
Describir lo que he sentido al ver un relato mío publicado en una revista...ahora mismo no podría definirlo. Pero es una sensación increíble.
Y como muchos de los que me leéis no sois de Cantabria, cuelgo aquí dicho relato.
El tema de la revista de junio es sobre los animales, y mi relato también, por supuesto. Concretamente sobre un perro, Pulgoso. A ver que os parece.

"Pulgoso"

Me has dejado un frío mensaje en el contestador para preguntarme como está “Pulgoso”, nuestro perro. Todo un detalle. Y yo como quiero ser igual de educada y accesible como tú, te contesto a través del correo electrónico. Bendita tecnología que ayuda que no hablemos directamente con los que hace tiempo que no deseamos decir nada en persona, cara a cara.

Pulgoso está bien. Yo también, si te interesa saberlo…

¿Te acuerdas cuando le recogimos en aquella carretera perdida de Ibiza, todo sucio, helado de frío y abandonado?. Tenía unos ojos tan tristes...No sé como hay personas con tan poco corazón para dejar tirado en una cuneta a un ser que da tanto sin apenas recibir nada a cambio.

Tú te quitaste la camiseta que llevabas y le tapaste con ella. Creo que fue el momento en que me di cuenta de que estaba enamorada de ti.

También me enamoré de Pulgoso, tan pequeño, con esa cara negra, como sus ojos y su cuerpecito blanco, aunque en ese momento parecía gris.

Tú querías ponerle el nombre de Pope, pero a mí me pareció que le pegaba más “Pulgoso”, porque el pobre venía invadido por las pulgas. A ti te parecía un nombre despectivo, hasta que yo te expliqué que algunos apelativos no son malos, si se dicen con cariño. Todo depende del tono que utilices. De hecho, un “cariño” puede hacer mucho más daño si suena con una voz llena de desprecio y odio.

La semana pasada cumplió dos años con nosotros. Bueno, conmigo.

Y ya no parece el mismo que recogimos. Siempre está moviendo la cola, dando saltos, ladrando para llamar mi atención. Es feliz con tan poco…

Por las mañanas le saco a pasear antes de ir a trabajar. Al mediodía voy a comer con él, aunque eso me haga ir siempre con prisas. Pero sé que no le gusta comer solo y a mí tampoco. Por la noche, cuando llego cansada, siempre tiene una caricia, un lametón que darme. Le cuento todo lo que me ha ocurrido durante la jornada: y él se queda a mi lado, apoyado en mi regazo y me mira como si entendiera todo lo que le digo. Hasta me da con el hocico en la cara cuando suelto alguna lágrima…Ahora ocupa tu lugar en nuestra cama, y ¿sabes?, ronca menos que tú. Es un alivio.

Pulgoso también ha ampliado mi vida social. Se ha echado una “novia” a la que vamos a visitar la mayoría de los días al parque que hay debajo de nuestro ático. Su dueña y yo nos hemos hecho grandes amigas. Es Isabel, la vecina del segundo, esa que pensábamos que era una arrogante y una antipática. Gracias a Pulgoso, he podido comprobar que muchas veces las apariencias engañan. De hecho, he descubierto que a Isabel la conocías mucho mejor que yo. Ahí que ver lo que puede dar de sí coincidir un par de noches a la hora de sacar la basura. Podías haber buscado una aventura un poco más lejos, en otra ciudad, en otra calle, por lo menos en otro bloque de pisos. Claro que a ti eso de tener que hacer un esfuerzo para conseguir cosas nunca te ha gustado. Confío en que mejores ese aspecto de tu vida en un futuro.

Isabel es una mujer liberal, optimista y muy inteligente. Te caló mucho antes que yo. Bueno, yo seguiría con una venda en los ojos de no haber encontrado ese lunes el piso medio vacío y una breve nota en el recibidor. La valentía tampoco es una de tus cualidades. Una lástima.

Isabel me ha presentado a su grupo de amigas, con las que suelo salir los viernes y sábados a cenar y tomar unas copas. Es increíble lo aislada que me encontraba cuando estaba contigo. Cuando vives en pareja, muchas veces te creas tu propio mundo, incomunicada del resto de las personas, de sus problemas. Pero hay errores que se pueden subsanar. Ahora escucho mucho más que antes, me intereso por la vida de los demás e intento ayudar en lo que puedo. Y todo lo que doy se me devuelve con creces: me siento escuchada, comprendida, parte de un todo. Ya no siento esa soledad y ese vacío cuando llego a casa. Sobretodo porque siempre encuentro el alegre recibimiento de Pulgoso.

Meses atrás, querías pedir la “custodia” de nuestro perro. Puedes pedirme lo que quieras, pero Pulgoso es mío. Siempre he sido yo quien le ha llevado al veterinario, quien se ha ocupado de su cuidado y quien le ha sacado de paseo cuando lo necesitaba. Comprendo que le eches de menos, más que a mí, de eso no me cabe la menor duda. Sin embargo, quitándome a Pulgoso, sí que provocarías un vacío que no sería capaz de llenar nada ni nadie.

Es increíble. ¿Te das cuenta de cuantos casos hay en el que la ruptura de la pareja provoca innumerables discusiones, llegando algunos a la justicia, por quien se queda con las mascotas “nacidas” de esa unión?. “Puedes quedarte con la casa, con el coche, hasta con las joyas de mi madre si quieres, pero la perra y el gato se vienen conmigo.” Pena que a la mayoría de estos animales sólo les falte hablar para poder decidir con quien de ellos se quedarían…

Tú abandonaste el hogar, a mí y a Pulgoso. Y ninguno de los dos creo que te lo perdonara nunca. Bueno, él a lo mejor te lo perdonaría. No es tan rencoroso como yo.

Sin embargo, Pulgoso sabe que le necesito yo más que tú. Sobretodo ahora, que vamos a ampliar la familia. ¡Ah!. ¿Qué no te lo había contado?. Que despiste. Dentro de cuatro meses si no ocurre nada, seremos tres: Pulgoso, yo…y una preciosa niña que espero que no se parezca mucho a su padre.

Esperando que te encuentres tan bien como Pulgoso y yo, me despido.

14 comentarios:

  1. jeje, nunca olvidas los temas sentimentales en tus relatos, jeje. Me ha gustado mucho la historia; ahora ya conozco dos perros pulgosos!!! El de Pierre Nodoyuna y este, y este es mucho más cariñoso y acojedor.
    Pero... este Pulgoso es un chico o una chica?? Por el nombre parece un perro pero hay un momento que ella dice: "puedes quedarte con la casa.... pero la perra y el gato se vienen conmigo"...
    Ya sabes, yo siempre tocando las pelotas... jeje

    ResponderEliminar
  2. Me ha gustao la historia, pobre pulgoso, ¡miralo ahora!...
    No hay nada como tener un perrito, aunque se llame "pulgoso". Que por cierto, me encanta el nombre XD.
    ¡Hala!, ¡sigue asi!, me encantan tus relatos (soy un pelota!!!).
    ¡Un arrumaco!.

    ResponderEliminar
  3. Enhorabuena por tu relato, me ha gustado el ritmo y el tema. Por los errores sintácticos de concordancia no te preocupes, a caminar se aprende andando y tú lo estás haciendo muy bien. Un saludo

    roberto_cantabria@hotmail.com

    ResponderEliminar
  4. ¡¡Hola!!
    Guau, hoy todos los arrumacos son de hombres...me siento afortunada.
    Lo primero, específicar, que ya me han dicho más de una vez lo de este párrafo en particular:

    [Es increíble. ¿Te das cuenta de cuantos casos hay en el que la ruptura de la pareja provoca innumerables discusiones, llegando algunos a la justicia, por quien se queda con las mascotas “nacidas” de esa unión?. “Puedes quedarte con la casa, con el coche, hasta con las joyas de mi madre si quieres, pero la perra y el gato se vienen conmigo.” Pena que a la mayoría de estos animales sólo les falte hablar para poder decidir con quien de ellos se quedarían…]

    Que si por qué hablo de un gato, que luego no aparece en ningún otro momento del relato, que si perra en vez de perro, que si errores sintácticos (supongo Roberto que también te referirás a este párrafo en particular)...
    Si se lee todo el párrafo, la protagonista habla de los "problemas" que causa la custodia de los animales cuando se rompe una pareja. Lo que está entrecomillado, es una especie de resumen de lo que se dicen las parejas al romper en esa situación, pero no precisamente en el caso de la protagonista y su perro Pulgoso. Creo que me he explicado, si no, echadle la culpa al sol del verano.;P

    Sergi, ¡me encantaba el Pulgoso de Pierre Nodoyuna. ¡Ay, esa risa, esa pillería!. Era malvado, pero sin duda era mi personaje favorito de todos los dibujos. De hecho,tú que me tienes en el messenger, ya sabes que le suelo utilizar.;P
    Pulgoso es un perro. Explicaciones arriba.Ja,ja,ja.

    Isma, sí, eres pelota, pero para eso te pago.Ja,ja,ja. La razón de ponerle Pulgoso, es que el perro real en el que está inspirado el relato, le puse ese nombre. Fue ver su foto, y decir, mira Pulgoso. En realidad tiene otro nombre, pero desde el primer momento, es lo que pensé: Pulgoso. De hecho, no creo que nos conozcamos en persona dicho perro y yo, porque su dueño y yo no vivimos cerca que digamos, pero si alguna vez ocurre, es lo que diré: ¡Pulgoso, guapo, ven aquí!.;P

    Roberto, gracias por pasarte y dejar un comentario. Pienso que al decir lo de errores de sintaxis de concordancia te referías a ese párrafo en particular. Si no es así, dímelo. Me gustan las críticas constructivas y aprender de mis errores. Por lo demás, gracias por los elogios. Me siento abrumada.
    Bienvenido y bien hallado a mi blog, y espero seguir contando contigo por aquí.

    Y respecto a mi querido Jon, que decirte. No tienes que dar las gracias. Ya te lo dije anoche, te mereces todo eso. Lo que te escribí en la bandera no era literatura barata, era la verdad. Te quiero, eres un gran amigo, un gran artista y aunque ahora te nos marches al Sur, confío en que esta amistad que tanto me alimenta siga durando y creciendo. Patri tiene que asumir que una parte de tu corazón se queda con nosotros, ya que eres parte importante en cada uno de nosotros. Te quiero, te quiero, te quiero...no me canso de decirlo.

    ¡¡Besucos a los cuatro!!

    ResponderEliminar
  5. Qué mono el perro!! Con lo comprensivos que son siempre los animales... aunque no te entiendan.

    Sigue escribiendo Maika, porque realmente lo haces muy bien. Me ha gustado la historia.

    un beso!!

    ResponderEliminar
  6. ¡¡Ay, cómo me gusta que me escriba un duende!!.;)
    Sí, el perro es un sol...no como su dueño.Ja,ja,ja.
    Gracias, gracias por pensar que escribo muy bien. Seguiré escribiendo, de eso no te quepa la menor duda.
    Besos, guapa

    ResponderEliminar
  7. Yo tengo un ejemplar autentico en mis manos q subastare en ebay en unos años y me forrare. Así q ya sabes Maika, sácanos a todos de pobre.

    ResponderEliminar
  8. ¡¡Vaya, vaya, vaya, vaya!!.
    Pues mira, por si tienes razón, me voy a coger unos cuantos, para aparte de sacaros de pobres, hacerme yo multimillonaria.;P
    Pero en los tiempos que corren, ganarás más dinero poniéndome a parir en algún programa del corazón.
    Eh, y a ver si me regalas alguna cosa tuya, el gorro o el chaleco del corto, porque yo también quiero salir de pobre subastando cosas del magnífico actor Roberto Jubete.;)
    Besos, guapo

    ResponderEliminar
  9. holasss

    me ha gustado muxo...

    la verdad es que los animales son algo diferente...
    Siempre están ahí...[buenos/malos momentos]

    una preguntaaaaaaaa cuando salió??? y donde se puede conseguir!

    intentaré hacerme con un original!! [jejejejje] como lo consiga...

    ResponderEliminar
  10. ouch!

    acabo de ver que es de junio :(.. bueno entonces... esperaré a eBay...


    Bss!;)

    ResponderEliminar
  11. Molano,
    ¿te has animado con lo de las pelas que puedes conseguir que puedes conseguir en el futuro, no?.
    ¡¡Catalán tenías que ser!!.
    Es broma.
    Pues aquí por Cantabria las reparten en varios sitios gratuitamente. Aunque ponga junio, como es trimestral, se acaba de "repartir" en varios pubs, bares, centros culturales...
    Pero por ahora no está disponible en Cataluña ni en el resto de España, salvo Cantabria.
    Y es una pena, porque si te gustan los animales, la temática de toda la revista este trimestre es sobre animales, así que te habría encantado.
    ¡Besos, guapo!

    ResponderEliminar
  12. Holassssss

    si es trimestral tal vez pueda conseguirla entonces... pq tengo "contactos" en cantabria! jajajaja

    a ver si aun está en cantabria y me la puede conseguir! y traer...

    ya me veo montado en el dolar....$$!

    Bss!;)!

    espero leer mas relatos tuyos!!!!!!!

    ResponderEliminar
  13. ¿Tienes contactos en Cantabria?.
    Madre mía, Molano, el hombre con contactos cántabros.Ja,ja,ja.
    Con todo, ya hablamos a ver si por el messenger o por correo, si tienes muchas ganas de tenerla.
    Leeras más relatos míos, no te preocupes. Está al caer una historia capturada...
    Besos, guapo

    ResponderEliminar