domingo, 8 de julio de 2007

¿Te atreves a quererme?


En estos días que tengo que mantener casi todo el día los pies en alto, me he hinchado a ver películas, series...a escribir también. Pero cuando no puedes hacer otra cosa que "descansar", tienes tiempo para todo eso. Hasta para no hacer nada, que eso también es una manera de pasar el tiempo.
Total, que una de las películas que vi, fue una que me recomendó mi amigo Rober. Se trata de "Quiéreme si te atreves", "Jeux d´enfants" en francés.
Trata de un hombre y una mujer que desde pequeños se divierten con un juego muy particular. Bajo el pretexto del premio, que es la caja de música que véis en la foto, se dedican a ponerse retos, cada vez más difíciles. "¿Capaz o incapaz?" se preguntan una y otra vez. El problema es cuando los sentimientos, el amor, se meten en dicho juego.
Es una de esas películas que te hacen pensar.
Y en medio de la trama, plantea varios interrogantes que nos preguntamos la mayoría. ¿Por qué nos complicamos tanto la existencia las personas?. ¿Por qué hacemos difícil lo fácil?. ¿Por qué nos cuesta tanto decir frases como "te quiero", "te amo", "estoy enamorado/a de ti", "quiero estar contigo", "tú eres lo más importante que me ha pasado en la vida"?. ¿Por qué nos cuesta tanto mostrar nuestros sentimientos?.
La respuesta muchas veces es la misma: miedo. Miedo a sufrir, a que nos hagan daño, a no ser correspondidos como queremos, a ser vulnerables, a mostrar esa parte nuestra que nos muestra frágiles, incluso débiles.
En muchas ocasiones, por ese miedo, nos perdemos grandes momentos, nos negamos a nosotros mismos la felicidad.
Por lo tanto, se convierte en un acto de valentía mostrar nuestro amor, respirar hondo y decir: "sí, estoy enamorada de ti y deseo que tú, sólo tú, seas quien me beses, quien me abraces, quien me acaricies, quien duermas conmigo, quien me haga el amor una y mil veces..."
Y sí, corres el riesgo que al abrir tu corazón de par en par, la otra persona te lo destroce.
¿Pero si esa persona siente lo mismo que tú y está deseando oír esas palabras?. Nunca lo sabrás si no te arriesgas. Arrepiéntete de lo que no hagas, nunca de lo que hagas.
Está ese lado oscuro del amor, esa parte dolorosa, muy dolorosa, de darte cuenta de que la persona de la que estás enamorada, no sólo no te corresponde, sino que además, no se merece tu amor, porque no solamente no lo valora, sino que lo desprecia. Te pasas las horas pensando en él, esperando una respuesta que sabes que nunca llegará, deseando lo imposible, que sienta lo mismo que tú. Y lo peor de todo: aunque sepas que no va a pasar, aunque tu cabeza te diga que no vale la pena seguir amándole...no tienes un interruptor en el corazón y no puedes hacer nada para detener ese sentimiento. Tan sólo que pase el tiempo y confíar en que un día te despertarás y ya no sentirás nada, ya no dolerá...
Y a veces sueñas despierta, te imaginas con él, que él también te ama...y se convierte en el mejor de los sueños, el más dulce, el más féliz, del que nunca quieres despertarte.
Aunque sabes que en el fondo eso nunca ocurrirá. Y te consuelas pensando que lo que pasa es que él te ama, pero es cobarde, y prefiere no arriesgar.
Y eso es lo más triste de todo: cuando dos personas se aman y por una razón u otra, nunca llegan a confesarlo. Por el miedo o el recuerdo de relaciones fallidas, pierden la oportunidad de volver a sentir, a SENTIR con mayúsculas y no llegan a probar jamás la grandeza de amar y ser amados.
Y es una lástima.
Por lo tanto, yo aquí, publicamente, lo reconozco. Estoy enamorada de ti. ¿Te atreves a quererme?. ¿Capaz o incapaz?.
Vaya valentía de mis narices. Reconocer que estás enamorada, sabiendo que él no lee tu blog, que no se dará por aludido y que lamentablemente, le importa un bledo...
Pero como siempre digo, mi frase favorita de Woody Allen, parcialmente modificada: "no te tomes la vida tan en serio...total, no vas a salir vivo de ella". Genial Woody Allen.

14 comentarios:

  1. Hola guapetona!!

    madre mía, cuanto tiempo!! jaja, yo estoy ya exiliada en la islita, y claro, ando más desconectada de lo normal, que ya es decir....

    Me ha encantado este texto, en serio, porque curiosamente yo escribí algo parecido hace unos días, y también acababa diciendo que vaya valiente estoy hecha, porque lo escribo sabiendo que él no lo leerá....vaya dosss!!

    Al final, estoy casi segura de que seremos correspondidas, pero nuestra forma de amar es tan grande, tan de "película" que poca gente lo puede entender....pero alguien habrá, no????

    un besito flor!

    ResponderEliminar
  2. ¡Me ha encantado el blog de hoy!, la pelicula debe estar bien (pena que no haya cines por aquí).
    "Arrepiéntete de lo que no hagas, nunca de lo que hagas", estoy contigo Maika...
    ¡Un abrazo!

    ResponderEliminar
  3. ¡¡Hola guapos!!

    ¡¡Ana!!. ¡¡Pero cuánto tiempo!!. Claro, estás ahí, aislada del mundo, en tu isla...¡qué envidia!.Con todo, piensa en mí, que te echo de menos, con lo que me gusta hablar contigo.;)
    Sí, la verdad, que como ya hemos comentado varias veces, menos mal que hemos hecho ya el "retrato robot" de nuestros opuestos, que si no...parece que estamos enamoradas del mismo.;P
    ¿Has actualizado y no me he enterado?. Es que te digo lo mismo que le digo a Marta: a ver si cambias y te vas de bitacoras, que un día sí, otro también, entrad en vuestro blog y comentaros es misión imposible.
    Tú tienes más esperanzas que yo con el tema de ser correspondida. Pero sí, olé nuestra forma de amar.;)
    Alguien habrá, alguien...eso espero.
    ¡No me abandones en verano, que te echo en falta!.

    Isma, guapo. Contigo da gusto. Siempre tienes algo bueno que decirme. Animas la moral de cualquiera.;)
    Nada de excusa "vivo en un pueblo y no hay cines cerca". Que esta película ya no está en los cines y puedes conseguirla en un videoclub o en otros lugares...
    Sí, la frase "arrepiéntate de lo que no hagas, no de lo que hagas", lo deberíamos seguir todos.

    ¡¡Besucos guapos!!

    ResponderEliminar
  4. cuentame lo que paso ayer con macarena, hablaste con ella?, jejej

    ResponderEliminar
  5. ¡Vaya, vaya!.
    Te diré, que aunque tienes varios blogs no te enteras.;P
    Los comentarios son, como su propio nombre indica, para comentar la entrada, lo escrito por mí.
    Pero ya veo que te interesa más mi encuentro ayer con Macarena, así que ya que me preguntas aquí, te contesto aquí.
    Pues no hablé con ella, porque iba como con aires de diva, en plan "por favor, que no me reconozcan, que no vengan a darme la paliza".
    Claro que si no quieres que te molesten, la mejor idea no es meterte en un centro comercial un domingo por la tarde...
    Con todo, yo respeté sus deseos.
    Y no la molesté.
    ¿Cómo va el corto?.
    (Digo yo, que para que tendremos el móvil, ja,ja,ja).
    Besosss

    ResponderEliminar
  6. Hola Mayca, el lema de mi vida es....prefiero errepentirme de lo que hago y digo, nunca, de lo que no hago y de lo que no digo, esta maxima no siempre fue asi, pero desde que la practico me siento mejor.Un beso de quien te lee y no siempre te envia arrumacos

    ResponderEliminar
  7. Ay!! pequeña con todo lo que has dicho... Me he quedado con una cosa que has puesto, de arrepientete de lo que hiciste y no de lo que dejastes de hacer... Creo que me lo llevare a mi terreno y ... aisssss en fin...

    Un besuco mu fuerte!

    PD: San Fermin... Sin palabras!!!

    ResponderEliminar
  8. ¡¡Hola guapas!!
    Agar, vaya, en esto no nos podemos poner de acuerdo. Yo con el tiempo, por desgracia, me he arrepentido más de lo que no he hecho o no he dicho, que de lo que he hecho o dicho.
    Lástima que no podamos volver atrás...No me envías siempre arrumacos, pero ya me sé que me lees y me encanta.Gracias.;)

    Pati, ¡qué ya has vuelto de los San Fermines!. ¡Y de una pieza!. Ya me contarás que tal te ha sentado Pamplona.;)
    Anda que, ponte a escribir, para que la gente luego se quede sólo con una frase...Ja,ja,ja.

    ¡¡Besos a las dos!!

    ResponderEliminar
  9. Amo esta película.


    Jesús si te da por cotillear los blog de mis amigos…. Capaz o Incapaz?


    Y si, me parece más triste lo que nunca se hizo q lo que si. De hecho quizá aquello que hicimos y nos arrepentimos, viéndolo desde otra perspectiva y con el tiempo sea un reflejo de nuestra autentica personalidad nos guste o no. Y también nos ha llevado a ser lo q somos hoy en día.

    ResponderEliminar
  10. Rober, ya sé que amas esta película.
    Tú fuiste quien me la aconsejo, y no veas como te lo agradezco. Ya me estoy bajando todas las de la lista.
    Venga Jesús, ¿capaz o incapaz?.
    Y sí, yo alguna vez sueño despierta y me imagino como sería ahora mi vida si en lugar de hacer o decir tal cosa, hubiera dicho o hecho otra...o simplemente no hubiera dicho o hecho nada.
    Besos, guapo

    ResponderEliminar
  11. Hola!! yo te voy leyendo el blog salteado y tanto te doy un arrumaco en lo más nuevo que has dicho como en algo anterior, como ésto.

    Desde que lo leí por primera vez se me ha quedado cada palabra grabada en la mente y con asombrosa frecuencia me vienen trozos a la cabeza que no puedo olvidar (en parte porque también me siento identificada en ellos y nunca antes había sido capaz de explicarme con palabras) Y ya que estaba por aqui, he pensado que estaría bien contartelo.

    Besos y suerte con tus "ángeles"

    ResponderEliminar
  12. Hola guapa...buff, pedazo de arrumaco.
    Me ha encantado todo lo que has dicho. Precisamente has descrito todo lo que intento conseguir al escribir. Bueno, lo que intentará la mayoría de escritores. Que te sientas identificada, que "des vueltas" al texto, dar "voz" a los sentimientos de las personas...
    Muchas, muchas gracias por tu arrumaco. Y muchas gracias por "navegar" por mi blog y disfrutar del paseo.
    ¡¡Muchos besos guapa!!

    ResponderEliminar
  13. Maika querida

    Gracias. ¿Creerás que al final - cuando están bajo la lluvia, pero sobre todo cuando están hundiéndose en el concreto líquido que petrificará su amor para siempre- me puse a llorar como boba? Te lo juro, hacía un buen que una plícula no me provocaba eso.

    Un besote

    ResponderEliminar
  14. ¡¡Hola Marichuy!!
    Me alegro que finalmente hayas leído la entrada.
    Yo también lloré mucho. (Y entre tú y yo, prefiero pensar en la otra imagen, los dos ya viejecitos y amándose aún).
    Pero yo soy muy llorona. Vamos, que me meto en la historia de la película, del libro o hasta de una canción...
    ¿Sabes?. Al retomar esta película, y hablar tú y yo de ella, me han entrado ganas de nuevo de verla.;)
    Besazos Marichuy, y un placer compartir contigo estas pasiones.

    ResponderEliminar