jueves, 25 de octubre de 2007

Por fuera y por dentro

Días intensos de ensayos para la obra del "Don Juan" del 31 de octubre y de quehaceres cotidianos me han mantenido alejada de este mundo virtual y han hecho que vaya con entradas retrasadas y con escritos que se amontonan en el ordenador y en mis libretas.
La entrada de hoy la titulo por fuera y por dentro, por una buena razón.

La primera razón, porque el pasado fin de semana he estado en el teatro, por dentro y por fuera.
Por dentro. El viernes pasado actuó el grupo Sede de Torrelavega en el Teatro Concha Espina, con "Versos, vivencias, vaginas".
Yo hice una pequeña participación. Pequeña, pero eso sí, me lo pasé en grande.
Me dedicaba a hacer un corto cuestionario a la gente que asistía a la obra. Ahí estuve paseándome por todas las butacas, preguntando y hablando con todo el mundo. Y riéndome mucho con ellos, con sus respuestas, con sus comentarios. Después, más cerca del final que del principio (que bien me explico), subía las escaleras (sin pisar el escenario, ay) y daba la caja con las respuestas anotadas a Luz, una de las actrices de la obra. Breves segundos para acercarme al escenario (algún día lo pisaré de lleno) y compartir sonrisas y miradas con las verdaderas actrices, con las que he vivido varios ensayos, nervios y risas.

Como he dicho, durante la obra no pisaba el escenario. Pero durante las horas previas al estreno, antes de que entrara el público, pisé el escenario y recorrí el teatro vacío. Una sensación extraña ver un teatro vacío, acostumbrada a verlo lleno siempre.
Mis felicitaciones a las cinco actrices que hicieron pasar un buen rato a todos los asistentes con sus monólogos: Bea, Pilar, Luz, Silvia y Geles. Y a Carlanny, que con sus pequeñas coreografías, llenaba aún más el escenario. Mis felicitaciones al director de la obra, Recaredo. A quien estuvo pendiente del sonido y de mi "momento", Juan. A quien estuvo conmigo en el cuestionario, Marisol. A Carli, el fotógrafo oficial, al que he robado dos fotos y que ha hecho un nuevo blog del grupo Sede. A Pedro, que aunque está vez no actúo, estuvo ayudando, como no. Y gracias a todos los que vinieron a verlo, que apoyaron y que disfrutaron.

Una vez más, mientras participaba y observaba esta obra desde digamos, un sitio especial, me volví a dar cuenta de que la interpretación es algo que me apasiona, que me hace vibrar y hace que mi vida sea mejor. Espero no tener que renunciar a ello nunca...



Por fuera. El sábado pasado volví al teatro Concha Espina, pero esta vez como espectadora, cómodamente sentada en la butaca, para ver "Una relación casi decente", interpretada por MªLuisa Merlo y Pedro Civera. Esta obra trata de la relación "casi decente" que mantienen un hombre y una mujer dos o tres días cada año, en la misma fecha. Cada uno con su matrimonio, con sus hijos, se reúnen durante años (más de treinta y cinco) y mantienen esta infidelidad a sus parejas, siendo fieles a sí mismos, a esa fecha, a esas noches. Como dice la protagonista de la obra, es lo único emocionante dentro de sus rutinarias vidas. A medida que avanza la obra, avanzan los años y vemos la transformación de esa relación, donde no sólo hay sexo, sino amistad y pasión. A través de esos encuentros, nos vamos enterando de como van cambiando sus vidas. Y hasta ahí puedo leer. Una obra divertida y romántica (me encanta la idea de esta infidelidad dos noches anuales para salir de la rutina y encontrarse con el mismo amante - amigo año tras año).
Curiosa coincidencia. Hoy domingo (ni caso a lo que ponga arriba, hoy no es jueves) veré al hijo de MªLuisa, Luis Merlo, con el espectáculo "Gorda". Aunque ya he tenido la suerte de estar con él hoy. Pero esto ya lo contaré en la entrada que se merece...

8 comentarios:

  1. Que sepas que voy a pisar por primera vez el teatro, donde se suelen hacer las obras más importantes en nuestro pueblo.
    Vamos que va a ser una experiencia genial.
    Espero tener suerte, y ¡tú también claro!..
    Abrazos.

    ResponderEliminar
  2. En cuanto a lo del teatro, estoy segura de que un día estaremos arriba del escenario y ya no nos bajaremos. Tienes razón, es una sensación extraña estar en el teatro vacío, a mí me encanta cuando ensayamos en teatros enormes y estás ahí, delante de todas esas butacas donde luego estarán los que probablemente te aplaudan.

    Y en cuanto a tu cambio, me encanta tu nuevo look, lo veo muy "Cabaret" y te queda genial. Además creo que voy a tomar parte de esta entrada como un consejo, quizás me corte el pelo yo también, a ver si así, como tú dices, suelto un poco de lastre.

    Besos!!!

    ResponderEliminar
  3. Te veo hoy en el teatro!!!
    un besuco peque!

    ResponderEliminar
  4. ¿Has ido a ver "Gorda"? ¡que suerte! a mi me hubiera gustado mucho haberla visto pero cuando estuvo aqui me fue imposible. Con lo que yo admiro a Luis Merlo, me encanta este hombre, me parece un grandísimo actor. Bueno, ya nos contarás que tal la obra ^^

    Me alegro de tu cambio interior, siempre que sea para mejor bienvenido sea y si para ello te tienes que cortar el pelo o teñirtelo de azul pues adelante, antes que seguir con esa cosa ahi dentro. Yo también estoy en proceso de cambio interior, debo hacerlo porque sino acabaré por meter la cabeza en el horno y eso no puede ser, a partir de ahora apagaré el interuptor que me hace pensar tanto las cosas y me lanzaré a la piscina, si está vacía mala suerte ya lloverá y se llenará.
    Perdona por el rollo que acabo de soltar que no venía a cuento pero es que hoy llevo todo el día rayandome y necesitaba contarlo en algún sitio.
    Feliz comienzo de semana :)
    Besos!

    ResponderEliminar
  5. ¡¡Hola a los tres!!

    Isma: bien,bien,bien. Me gusta lo que leo.¡¡Mucha mierda!!.

    Ana: yo no lo sé, pero de ti estoy segura que iré a verte actuar.;)
    Y sí, ¿a qué es verdad, a qué es extraño ver el teatro vacío?.
    Respecto al cambio de look, Cabaret fue una de mis "inspiraciones".Ja,ja,ja. Me alegro que te guste.;)
    No sé si será bueno que te lo cortes, con la melena tan bonita que tienes. Pero el pelo corto también te quedará bien. La que es guapa es guapa.;)
    Y sí, siempre es bueno soltar algo de lastre...

    Rojis: nos vimos, reímos, lloramos...¡y te hice llegar tarde a casa!.Ay,ay. Gracias por la conversación.;)

    ¡¡Besazos a los tres!!

    ResponderEliminar
  6. ¡¡Hola Kris!!
    Contesté a los demás mientras tú estabas escribiendo. Juntas pero no revueltas.Ja,ja,ja.
    Luis Merlo es un gran actor y buena gente. Pondré la crónica ahora.;)
    Nada de perdón por tu "rollo". Es lo que nos pasa a los que nos comemos tanto la cabeza. Que a veces parece que nos va a estallar. ¿Lo mejor?. Si puedes, un grito bien dado para liberarte. A ver si se nos pasa esta mala racha.;)
    Y sí, a pesar de los golpes, hay que seguir arriesgando.
    ¡¡Besazos guapa!!

    ResponderEliminar
  7. Que bien te lo pasas de teatro en teatro! Me alegro!!! ;-)

    Ese cambio de look....estás guapísima! Dí que sí, tu puedes con todo lo que te propongas.

    Un arrumakito!

    Ah! y felicidades a 4colors!

    ResponderEliminar
  8. ¡¡Hola Marta!!
    Ya lo sabes, adoro el teatro: como espectadora y como "actriz".
    Gracias, gracias por los elogios. Como siga elogiándome todo el mundo con el cambio de look, todavía me lo creo.;P
    Ojalá tuvieras razón, y pudiera con todo lo que me propongo...
    ¡¡Besazos guapa!!

    ResponderEliminar