martes, 22 de enero de 2008

Californication

Soy una aficionada a las series, sobretodo a las americanas (lo siento, pero es así).
Entre la huelga de guionistas y el término de temporadas de las series a las que soy adicta (Perdidos, Héroes, Mujeres Desesperadas, etc) me encontraba "parada".
Así que estaba abierta a nuevas series, para seguir disfrutando de la imaginación de unos y la buena actuación de otros.
Varios amigos y conocidos me habían recomendado "Californication". Y la verdad es que no me llamaba la atención. Pero el insomnio y las pocas ganas de escribir hizo que el viernes hiciera zapping por el canal digital y me encontré que en la Fox iban a echar la repetición de los episodios 3 y 4 de dicha serie. Así que la curiosidad ganó y me quedé viéndola.
Y me sorprendió para bien. Me sorprendió tanto, que se ha convertido en una de las primeras series de mi lista.
Californication cuenta la historia de un escritor "que no escribe", un escritor en constante bloqueo desde hace años, y la relación (¿cómo lo explicaría?) con su entorno, principalmente con su hija, su ex-pareja, su agente...y varias mujeres "anónimas" que se encuentra a lo largo del día.
El sexo digamos que tiene especial protagonismo en esta serie, sin tapujos, sin "corrección"...al pan pan, y al vino, vino.
Su protagonista,Hank Moody, está interpretado por David Duchovny, y al contrario de lo que le ocurre a otros, yo babeaba con Fox Mulder. Y sí, babeo todavía más con un Duchovny maduro.
Tiene varias secuencias dignas de comentar (como el horror que le produce que le ofrezcan escribir un blog), pero personalmente me quedo con una del capítulo dos, donde Hank está en su coche soñando despierto y en ese momento de ensoñación es "despertado" y la mujer del coche de al lado le pregunta si habla solo. Él contesta que no, que es uno de sus peligros profesionales. Totalmente de acuerdo con él. Un gran peligro o defecto profesional el soñar despierto, sobretodo cuando se trata del amor...
Pero lo que realmente me impactó personalmente es que mientras iba avanzando el capítulo, me di cuenta de algo inquietante, por lo menos para mí: yo he estado enamorada de Hank. Por supuesto no de un personaje ficticio ni del actor David Duchovny. He estado enamorada de alguien como Hank Moody. Un ángel disfrazado de demonio, o un demonio disfrazado de ángel, según se mire. Y lo que más miedo me da: es muy probable que vuelva a tropezar con la misma piedra y con el mismo tipo de hombre. De hecho no sería nada difícil que acabara siendo su particular Karen, madre de su hija y de quien continúa enamorado. Y casi que prefiero ese papel, que el del rollo de una noche (la mayoría desastrosos, por cierto).
Así que aparte de tener claro que no voy a perderme ninguno de sus capítulos porque me gusta y me divierte, lo voy a utilizar como una especie de "estudio de investigación".
Para intentar conocer mejor a este tipo de hombres...y mantenerme alejada de ellos.

6 comentarios:

  1. Parece tener buena pinta la serie. Habrá que hacerle un hueco de tantas que veo. Yo también muy seguidoras de las series, demasiado fricky diria yo, hasta el punto que me compro los packs de las series en original y no me bajo nada de internet. Pretendo hacer una buena colección. Echaré un vistazo a esta serie. Gracias por la info.

    Biquiños.

    ResponderEliminar
  2. hola!! he estado leyendo entradas despues de tanto tiempo!
    asiq nada, como cada vez que saco un rato xa visitar mis lugares favoritos de internet, he venido recordarte mi existencia :P y a enviarte un besazo enorme!!
    por cierto, he visto q me has llamado antes, esq estaba en clase, y luego entre que llegaba a casa cenaba y todo eso, se me fue el santo al cielo xa devolverte la llamada, asiq a ver si contactamos este finde!
    un abrazo muy fuerte!!

    ResponderEliminar
  3. ¡¡Hola a las dos!!

    Mohikana: contigo, da gusto. Ay, como te entiendo. Llevo dos años pidiendo a los "Reyes" el pack de "Sexo en Nueva York"...pero parece ser que a los Reyes Magos no les gusta que les pida sexo.Ja,ja,ja.
    Te la recomiendo. Ya me dirás.;)

    Irene: alias "la mujer superocupada". Pues adivina para que te llamaba. Voy a Madrid, tú está en Madrid, a las dos nos encanta disfrutar de una cerveza con limón...Ja,ja,ja.¡¡Esta vez no te escapas!!.
    ¡¡Ay, que bien me ha sabido el besazo enorme!!.;)

    ¡¡Besucos a las dos!!

    ResponderEliminar
  4. Aún no he visto más q 3 capítulos pero aunque la veré por la escasez de series, me resulta floja. Y es q para series con argumentos morbosos ya tengo mi Nip/TUC y Dirt

    Aparte el prota aunque le pega el papel, no llega al morbo q despertaba Brian Kinney en Queer as Folk o Sawyer en Lost

    ResponderEliminar
  5. Ah y ahora q te leo hablar de Sex and the City, yo también quiero el pack en caja de Manolos q vendían

    lo querooooooooooo!!

    ResponderEliminar
  6. ¡¡Hola Rober!!
    Es que vaya dos ejemplos que has puesto, Brian y Swayer...¡madre mía!.
    Son incomparables.
    ¿Sexo en Nueva York en caja de Manolos?. ¡¡Lo quiero!!.XD
    Bueno, pues nada, siento que Californication no te llegue. Dale una oportunidad, hombre.;)
    ¡¡Besucos!!

    ResponderEliminar