viernes, 11 de diciembre de 2009

Algo que contar

Un
Dos
Tres...

Porque siempre hay algo que contar.

A veces es mejor escribir aunque sean cuatro líneas, que dejar la pantalla en blanco.
A veces no...pero es bueno pasarse por aquí.

"Y entonces la estrella volvió a brillar".

lunes, 23 de noviembre de 2009

Entradas que nunca escribí

Cambios mentales, cambios vitales, falta de ganas de escribir, falta de inspiración, falta de motivación, falta de tiempo...estas y más razones han hecho que no quisiera o no pudiera escribir en su momento entradas sobre temas puntuales.
Temas de los que ya no merece la pena escribir (o sí), pero sí recordar brevemente.
Seguramente que dejaré alguno en el trastero, pero es lo que ocurre cuando tienes una memoria de pez...

La dichosa crisis
Sí, por si alguien todavía no se ha enterado estamos en crisis. No he hablado sobre ella, pero desgraciadamente la he padecido (sí, soy de los afortunados). Esta ha sido una de las razones de mi "ausencia bloggera". No Martini, no party. No internet, no blog.
Y no es porque sea un tema que haya pasado a la historia y no sea ya noticia.
Lo curioso de la crisis es que se la culpa de todo. Es el recurso fácil: "la empresa no tiene serios problemas, pero te queríamos despedir y ahora estamos en crisis y tenemos buena excusa"; "no compran en mi tienda superexclusiva con productos más caros que en otros lugares...es que estamos en crisis"; "he abandonado a mi perro en la gasolinera...pero no porque sea mala persona, es que estamos en crisis"; "creo que debemos cortar esta relación...es que estamos en crisis".
Aunque es un gran problema, muchos la han tomado como una buena solución para no tener complejo de culpabilidad. Porque, eso viene unido, la culpa la tiene Zapatero.
Hace ya unos meses, salió en la televisión el caso de una mujer que vendía su riñón para afrontar sus deudas. En su entrevista donde decía que debía gran parte del dinero de su "modesto" coche (12.000 euros aún no pagados seguro que no era de segunda mano), sus tres hipotecas y un largo etcétera, finalizaba diciendo con sorna: "pero todo esto se lo tengo que agradecer a Zapatero".
Vamos a ver, vamos a ver. Que nos estamos volviendo locos. ¿En serio tienes la poca vergüenza de decir que Zapatero tiene la culpa de que vivieras por encima de tus posibilidades?. Porque no tienes que comprar un coche de lujo para andar por la carretera. Y esas tres hipotecas...¿vivías en tres lugares diferentes o te uniste al fabuloso mundo de la especulación?. Que por cierto, es más culpable que la política del gobierno en esta crisis.
Sobra decir que sí siento que la crisis se haya cebado con el trabajo de mucha gente, que siento las familias que han podido perder su única casa por ello...y que no derramo ni una sola lágrima de los que ahora están hasta el cuello por más de una hipoteca por querer pasarse de listos y querer ganar dinero a costa de los demás....

Obama, presidente de los EEUU.
Ha pasado ya más de un año desde el nombramiento de Barack Obama como presidente de los EEUU. Para mí fue un día importante como seguidora de los aires nuevos que podría traer a la Casablanca, a EEUU y nos guste o no, al resto del mundo. Porque no nos podemos olvidar que el presidente norteamericano es el que más poder mundial tiene. Quizás exagere y los haya más poderosos, pero para nuestra desgracia o nuestra suerte, la mayoría sus decisiones nos afectan. Antes, pensar que "estábamos en manos" de un idiota amante de las guerras y del dinero que estas proporcionan no me tenía muy tranquila. Aunque es un hecho que los humoristas perdieron un gran referente con la marcha del payaso Bush.
Y sí, me dejé llevar por el espectáculo que montan los norteamericanos y hasta me emocioné en su juramento y nombramiento.
Obama no sólo traía aires nuevos. También traía consigo esperanza en un mundo mejor...y quizás más paz.
No soy una experta en política (de hecho no soy experta en nada) para diferenciar y estudiar que hay de verdad y que hay de mentira en la leyenda y la persona de Barack Obama.
No hay duda que prevalecerán los intereses de EEUU antes de los demás países; y tampoco de que mejor él que el anterior presidente. También ha traído cambios, que aunque no han sido muchos, reafirma y fortalece su figura. En algunos temas ha fallado...no es perfecto, nadie lo es.
Sin embargo, algo tiene Obama que me gusta, y mucho, y sigo creyendo en el sueño que comenzó con una frase: "Yes we can".

Las hijas de Zapatero
Y hablando de política, de Zapatero y de Obama, no quería tocar la famosa foto de la famillia Zapatero con Obama...pero es que no lo puedo evitar.
Mucho se ha dicho del respeto a las menores de edad, que ellas no son conocidas, que las pobres lo mal que lo pasarán por las críticas, que vivimos un tiempo de libertad, bla, bla, bla.
Las personas que me conocen ya saben de que pie cojeo, así que esto no es una excusa más para meterme con el presidente del gobierno ni con su partido. Vamos, que como siempre digo, por la derecha sólo para conducir.
Aunque eso no significa que todo lo que haga un partido de izquierdas o su representante me parezca bien.
El día que apareció la foto con su consiguiente explicación, el señor Jose Luis Zapatero bajó varios puntos en mi escala (como si necesitara ayuda).
Me da igual que las niñas pertenezcan a una tribu. Que todos hemos tenido esa edad. Lo que aprovecho para decir que he tenido amigos góticos y puedo decir que se vestían mucho mejor. De hecho una particularidad que me encantaba de una amiga gótica en concreto, es que tenía unos vestidos geniales y una estética perfecta. Estaba siempre a punto para ir a cualquier fiesta de largo.
Dicho esto, a veces se cometen errores, ya se sabe. Los padres de hoy en día quieren compensar tanto a sus hijos y no traumatizarlos, que pasan el límite.
No vengo de una familia dictadora. En serio, no salí traumatizada ni mucho menos. Y tampoco es que haya sido nunca de clase media-alta y me moviera por sitios "chic". Pero había claras unas normas: a ciertos lugares y a ciertos eventos había que ir "arreglada" para la ocasión, aunque luego el fin de semana mi "look" fueran botas militares y camisetas de mi hermano que me llegaban casi a las rodillas. Y eso que nunca me llevaron a una fiesta de gala cuyo anfitrión era el presidente de EEUU. Y seguro que el matrimonio Zapatero sí se pueden permitir comprarles a sus hijas unos bonitos vestidos de noche...eso sí, negros.
Existía una de tantas frases paternales "o vas así, o no vas". Y pasaba eso: "o iba así, o no iba".
Y ahora no me dedico a quemar coches ni tengo ningún problema mental (no por causa de ello).
Es increíble.
Y una cosa más: estas pobres niñas no necesitan llevar el "hija de Zapatero" en la cara, para que la gente las mire. Si sigues una tribu (emo, gótica, punk, etc) estás acostumbrado a ser el centro de atención. Y muchos son de una tribu porque les encanta no pasar desapercibidos.

Continuará...

miércoles, 11 de noviembre de 2009

40 aniversario de Barrio Sésamo




Ayer se celebró el 40 aniversario de Barrio Sésamo.
Bien podía hablar también del aniversario de la caída del muro de Berlín...podía decir que yo estuve allí, que parece ser que es lo que se lleva esta semana...o decir donde estaba exactamente cuando ocurrió. Lo cierto es que no lo recuerdo.
Lo que sí que recuerdo son todas las tardes que disfruté en mi niñez con este programa infantil con mi bocadillo de nocilla y mi vaso de leche.
Y remarco lo de programa infantil: un programa sin una Leticia Sabater con escote y minifalda, sin contenidos semi-adultos y que se emitía a una hora adecuada.
Nuestros padres no se tenían que preocupar cuando llegábamos del colegio de que viéramos la televisión "en horario protegido". Y mucho menos que les pusiéramos nerviosos preguntando que están haciendo fulanita y menganito en esa cama en el "Gran Hermano", que por qué esa mujer loca grita e insulta al hombre porque se supone que se acuesta con tres a la vez. "Mamá, papá, ¿qué es un menage a trois?."
Era sonar la cabecera y corríamos al sofá con nuestra merienda a ver a Espinete y compañía, bajo la promesa que luego estudiaríamos hasta la hora de cenar. Y nosotros tan felices y contentos.
Y hasta engañados porque (que cosas) aparte de divertirnos, aprendíamos cosas.
Y en nuestra inocencia no nos preocupamos de cuanto pesaría Ruth (hoy en día escuchas a una niña de cuatro años que es barrigona y tiene que adelgazar),que un gran erizo rosa, desnudo y siempre contento fuera el mejor amigo de una niña, que el panadero Chema llevaba demasiados polvos blancos en el delantal, que Trikis nos incitará a la obesidad, que Coco sufriera de hiperactividad ni que Epi y Blas eran dos hombres viviendo juntos que tuvieran algo más que una amistad...


Bendita inocencia...
Todavía hoy me acuerdo de todas las canciones que todos nos sabíamos: "yo y mi llama, pues llama se llama, vamos a la clínica dental", "está lloviendo hoy, el cielo está gris, llueva fuera sí, y yo no puedo salir...pero es bueno que llueva hoy". Y por supuesto: "uno, dos, tres, cuatro, cinco, seis, siete, ocho, nueve, diez, once, doce".
Estos días cuando he abierto google he sonreído por cada personaje que salía. Normal, porque estos muñecos de peluche habladores han dejado una buena huella en mí, como en tantos.
Y en posts como éste, te das cuenta de que te estás haciendo mayor, porque repites frases que has escuchado de tus padres y tus abuelos: "cuando era pequeño, nuestra infancia era mejor".
Es lo que pienso al ver a estos niños de ahora con tanta prisa por crecer y parecerse a los mayores (que ganas), que prefieren el ordenador y los videojuegos a jugar al aire libre. Claro que antes tampoco tenías a unos padres tan ocupados ni el miedo a que te estuviera siguiendo un pederasta en el parque que no tienes precisamente al lado de casa.

No me queda más que felicitar a los que hicieron y hacen posible que "El Barrio Sésamo" siga existiendo por todas las risas y sonrisas que me han arrancado, con todo lo que aprendí y por alargar mi infancia.

Sólo tengo una queja en estos cuarenta años: nunca perdonaré que cambiaran la voz a Epi. Será que dejó de fumar...

martes, 29 de septiembre de 2009

Si me dedicara a escribir

Si me dedicara a escribir...¿cuántas veces habré escuchado esa frase?.
Llamadlo orgullo, impotencia...como queráis. Pero colocarse el cartel de escritor/a cada vez se hace más a menudo.
No todos valemos para escribir. Me refiero al oficio de escribir, naturalmente. No por saber juntar la m con la a, puedes llevar a buen fin una historia.
Estoy cansada de escuchar: "¿tú escribes?. Yo también. Bueno, no exactamente, porque no tengo tiempo, pero si me dedicara a escribir, si me pusiera a ello..."
Si te pusieras a ello, amigo o amiga, te darías cuenta de que no es tan fácil. A no ser que pienses que porque sabes contar un sueño que has tenido, lo que te ha ocurrido durante el día o desahogar tus males de amores y fantasías personales en una hoja de papel o una pantalla de ordenador seas escritor o escritora, capaz de desarrollar un relato o una novela.
Escribir es algo más: es ser capaz de crear un mundo nuevo a tu alrededor, con personajes que resulten creíbles, con vidas que parezcan verdaderas y sentimientos que crean reales. Y que todo sea lo suficientemente atrayente para el lector como para el autor.

¿Acaso alguien va donde un arquitecto, un médico, un fontanero o un cocinero a decirle algo parecido?. Bueno, yo no he estudiado arquitectura, pero si me dedicara a diseñar edificios...
Quizás ese es el problema. No hay ninguna universidad ni instituto que imparta una carrera o una formación profesional sobre el oficio de escritor. Y aún si existiera, hay facultades que no se podrían aprender. Se tienen o no se tienen: vocación, imaginación, constancia, disciplina, sensibilidad y un largo etcétera.

Con este post no estoy generalizando, metiendo en el mismo saco a todos. Conozco gente que no se da la mínima importancia y son muy buenos a la hora de rellenar páginas o pantallas en blanco. Existen varios blogs que tienen más arte en sus líneas que novelas supuestamente exitosas (ejemplo claro, La Clave Gaudí).
Los que me sacan de mis casillas son los que presumen de las grandes obras de la literatura que se ha perdido la humanidad por no poder "dedicarse a escribir".

Nota para los que creen que hablar sobre sí mismos es arte. Si sólo sabes plasmar lo que sientes en tu día a día, lo que sueñas, lo que te ha pasado porque te has enamorado de Fulanito y él ha pensado que prefiere estar con Menganita...tiene otro nombre: diario. Le enseñas, bien, otros le leen, bien, incluso es entretenida la lectura,bien...pero sigue siendo un diario. Un diario público.

Eso me lleva a otro grupo que no soporto. Los que afirman que escriben, incluso muy bien...sólo que sus escritos son tan íntimos que no se los muestran a nadie, porque les parece que es un complejo de protagonismo, de egocentrismo y de querer llamar la atención. Por esa misma razón, yo no invito a nadie a cenar a mi casa, porque verían los grandes óleos que he pintado en el techo y en las paredes...que ni la Capilla Sixtina, oiga. No te...

Con todo, prefiero cualquiera de estos grupos que al grupo quizás más aterrador: los que no sólo se autodenominan escritores y piensan que escribir es sencillo (ponerte y ya está), sino que llegan a tal "autoconvencimiento" que llega el terrible momento que ponen delante de ti lo que se supone es su gran legado...alguien tendría que explicarles que la tortura es ilegal en este país, aparte de nada satisfactoria.

Para concluir, aviso: antes de "dedicarse a escribir" hay que leer mucho (quizás el mejor aprendizaje), intentar aprender de escritores (de los de verdad) y tener un nivel de redacción y ortografía aceptable, que no haga que tu profesor de lengua de primaria sienta que todo su trabajo fue en vano. Y muy importante: ser lo suficientemente humilde y tener la suficiente auto crítica para tirar muchas hojas a la papelera. Pero este tema lo dejaré para un futuro post...

miércoles, 9 de septiembre de 2009

Pensar demasiado

No sé cual fue mi primer pensamiento. Pero por lo menos sí sé cual será el último de esta noche frente a mi ordenador.
Está dentro de mis defectos-virtudes: pensar demasiado. Lo que realmente me cuesta es dejar la mente en blanco...es tan difícil para mí.
Una tarde me dio por pensar: ¿a quién le puede interesar lo que escribo?. Una frase que rondó durante mucho tiempo por mi cabeza y llegué a decir en alto.
Por supuesto siempre hay un alma caritativa que te muestra su interés.
El problema es que eso no es suficiente puesto que soy muy cabezona (no sé muy bien si tendrá relación el mucho pensar con esto) y tenía que convencerme a mí misma.
Pasaron días y noches, con sus soles y sus lunas, con sus quiero y no puedo incluidos, con sus quizás mañana también.
Se acaba perdiendo el sentido del tiempo. Van pasando las semanas, los meses...hasta que llega el último pensamiento de esta noche frente a mi ordenador: ¿por qué no?.
Sólo espero no despertarme y pensar: ¿y por qué sí?.
¿He vuelto?.

miércoles, 13 de mayo de 2009

No me iré mañana

Carátula del cd "No me iré mañana" de Antonio Vega

De Antonio Vega ya hablé hace un tiempo. En cierto modo la estrella se ha extinguido, pero por otro lado seguirá brillando mientras su música siga viva. No digo nada original. Eso no significa que no sea una gran verdad. Alguien que ha dejado tanta huella en la memoria de tantos y en la historia de la música española, no desaparece del todo mientras sigan sonando algunas de sus canciones.
La muerte de Antonio Vega ha sido tantas veces anunciada y tantas otras esperada, que ahora que realmente ha ocurrido, es difícil de creer. Alguien que tanto ha luchado por escapar de los que le querían enterrar antes de tiempo...daba la sensación de que iba a salir a flote.
Voy a ahorrarme rellenar líneas comentando su biografía, su discografía, lo que significó (y significa) su música para mí y para muchos. Prefiero contar algo que me ocurrió anoche. Regresaba a casa andando y desde la calle escuché que por lo menos en tres viviendas estaban escuchando a Antonio Vega. "El sitio de mi recreo", "Se dejaba llevar" y "La chica de ayer" me acompañaron prácticamente todo el camino. Y me dio por pensar en cuantos lugares se estaría repitiendo la escena.
Me pareció el mejor homenaje y la mejor manera de despedirse de un gran artista. Sobran las palabras, las alabanzas, los reproches...lo mejor es poner las canciones creadas por él y agradecer todos los buenos momentos que nos han dado...y que nos darán.
Prefiero escuchar y no escribir más. Discúlpenme los morbosos...

miércoles, 22 de abril de 2009

Convención de los heridos de amor

Paulo Coelho

A mi bandeja de entrada me llega de todo, como a todo el mundo: correos personales, noticias, revistas on line, publicidad, cadenas, innumerables powerpoints, spam (algunos se cuelan)...
Hace unos meses, me llegó un mensaje de manos de una buena amiga con un artículo de Paulo Coelho, "Convención de los heridos de amor".
Poco puedo añadir a las palabras de Coelho, salvo que son artículos a tener en cuenta para los que hemos conocido el amor en algún momento de nuestra vida.
Porque si amas, corres el riesgo de salir herido. Sin embargo, vale la pena arriesgarse.
Porque, todos lo sabemos, vivir sin amar es vivir a medias...y pienso que casi imposible.
Que levante la mano quien no se haya enamorado nunca, para bien o para mal...

CONVENCIÓN DE LOS HERIDOS DE AMOR
Disposiciones generales:
A. Considerando que el dicho "en el amor y en la guerra todo vale" es completamente verdadero,y considerando que en lo relativo a la guerra contamos con la Convención de Ginebra, adoptada el 22 de agosto de 1864, que determina cómo debe tratarse a los heridos en el campo de batalla, mientras que hasta hoy no se ha promulgado ningún documento que regule la situación de los heridos de amor, muy superiores en numero;

Se decreta que:
Articulo 1. Todos los amantes, independientemente de cual sea su sexo quedan advertidos de que el amor, además de ser una bendición, también es algo extremadamente peligroso, imprevisible, que puede acarrear serios daños.Por lo tanto quien tenga la intención de amar debe ser consciente de que está exponiendo su cuerpo y su alma a heridas de muy diferentes tipos, sin poder culpar por ello a su pareja en ningún momento, puesto que ambos corren el mismo riesgo.
Articulo 2.Una vez alcanzado por una flecha del arco ciego de Cupido, debe solicitarse inmediatamente al arquero que dispare la misma flecha en la dirección opuesta, con el objeto de no sufrir la herida conocida como “amor no correspondido”. En el caso de que Cupido se niegue a hacerlo, la convención que en estos momentos se promulga, exige del herido que, de manera inmediata, se arranque la flecha del corazón y la tire a la basura.Para llevar esto a buen puerto, debe evitar llamadas telefónicas, mensajes de correo electrónico, envíos de flores (siempre rechazadas) o cualquier forma de seducción, pues semejantes medios, si bien pueden dar algún resultado positivo a corto plazo, no resisten el paso del tiempo. La convención decreta así mismo que el herido debe buscar sin falta la compañía de otras personas, así como imponerse al pensamiento obsesivo que le dice:”vale la pena luchar por esa persona”.
Articulo 3.En caso de que la herida venga de un tercero, es decir, que el ser amado se sienta atraído por alguien que no estaba a priori en el guión, queda expresamente prohibida la venganza.En este caso, se permite el uso de lágrimas hasta que los ojos se sequen así como algunos puñetazos en la pared o en la almohada, o reuniones con amigos donde poder insultar a gusto al antiguo/a compañero/a incidiendo en su perfecta falta de gusto, pero sin llegar a difamar su honra. La convención determina que también se aplique en este caso la regla del articulo 2, que mueve a buscar la compañía de otras amistades, solo que evitando en la medida de lo posible los lugares que la otra persona frecuenta.
Articulo 4. En lesiones leves, clasificadas aquí como pequeñas traiciones, pasiones fulminantes que no duran mucho, o falta de interés sexual pasajero, debe aplicarse con generosidad y rapidez el medicamento llamado “perdón”.Una vez aplicada la medicina, no se debe volver atrás bajo ninguna circunstancia y el asunto debe ser olvidado, no utilizándolo jamás como argumento en una discusión o momento de odio.
Articulo 5. En todas las heridas definitivas, también conocidas como “rupturas” el único medicamento que tiene algún efecto se llama “tiempo”. De nada sirve buscar consuelo en echadores de cartas ( que siempre prometen el regreso del amor perdido), leer libros románticos ( que siempre acaban bien), engancharse a la televisión o cosas por el estilo. Se debe sufrir con intensidad, evitando radicalmente drogas, calmantes o las oraciones a los santos. En cuanto al alcohol solo serán permitidos dos vasos de vino al día.
Consideraciones finales:
Los heridos por el amor al contrario de los lastimados en conflictos armados, no son víctimas ni verdugos. Optaros por algo que forma parte de la vida y deben asumir, por consiguiente, la agonía y el éxtasis de la elección. Y los que jamás fueros heridos por el amor nunca podrán decir “he vivido”. Porque no vivieron...
Paulo Coelho

sábado, 18 de abril de 2009

Nunca es tarde para no olvidar

En estos meses de mudanza he perdido la oportunidad, pero no las ganas, de escribir sobre ciertos acontecimientos, ciertas fechas, ciertos días que no puedo dejar pasar de largo solamente porque ya hayan transcurrido semanas e incluso meses.
Un blog puede tomarse una pausa. Pero la vida no se detiene. Y la muerte tampoco se toma vacaciones.
Entre las entradas que quedaron sin escribir pero que permanecen en mi memoria y en mi particular rincón de "entradas pendientes", no podía faltar esta.
Un domingo que prometía ser soleado se llenó de nubarrones con la noticia de una muerte: inesperada la de Pepe Rubianes. Digo inesperada porque siempre pensé que iba a vencer al cáncer. Ya había salido ganador de otras duras batallas...
Pepe (lo llamo por su nombre porque siempre lo tuve como alguien cercana) fue sobretodo un hombre de teatro, pero el primer recuerdo que tengo de él es en la televisión por su papel de Makinavaja. Sí, sé que no es el mejor medio de conocer a un actor.
Más tarde conocí al actor teatral y al "personaje". Porque Pepe era todo un personaje, dicho con todo el cariño.
Es lo maravilloso de personas como Pepe Rubianes. Ha dado tantas anécdotas divertidas, tantas risas, tan buenos momentos...que no puedes evitar recordarle con una sonrisa,;la misma sonrisa que casi siempre iluminaba su rostro.
Pepe Rubianes, como la mayoría de las personas, tenía varias capas. Algunos se quedaban con la capa superficial, la que "más ruido" hizo. Otros preferimos "investigar" más y descubrir (o intentarlo) todas ellas. Nunca sabrán lo que se perdieron los "algunos".
Personalmente diré que ha sido bueno que esta muerte me pillara en Cataluña, donde se destacó más al artista y a la buena persona que al polémico ¿antiespañol?. Años de excelente carrera profesional y gran calidad humana para que te recuerden por una entrevista...diría que Pepe se revolvería en su propia tumba, pero no lo veo así. Más bien le veo riéndose de todas estas personas "políticamente correctas" como lo hizo en vida.
¿Qué decía siempre lo que le apetecía, gustase o no?. Pues ole por él. Todos deberíamos aprender esa lección.
Parece que algunas cosas sólo se pueden decir en la intimidad, para no asustar a una sociedad como la que tenemos hoy en día.
Tal vez algunos olvidan que Pepe era gallego de nacimiento. Y si se quedó en Cataluña a vivir y estuvo tan bien... no sé, quizás los catalanes no son tan malos ni tratan tan mal a los "no-catalanes". Pero me estoy desviando del tema.
Aunque tarde, queda aquí mi pequeño homenaje a Pepe Rubianes, alguien que me hizo disfrutar y del que algo aprendí...como de todos los buenos artistas.
Dejo el final en manos de un amigo (suyo, no mío):



Y un simple ejemplo de lo que puede crecer alguien sobre un escenario:



Porque nunca es tarde para no olvidar a un gran actor.

lunes, 30 de marzo de 2009

La clave Gaudí


Dentro de esta nueva etapa, lo que son las cosas, me he metido a crítica.
Con la plataforma de internet han surgido críticos hasta debajo de las piedras. Eso sí, no unos críticos cualquiera, no: presumen de ser grandes conocedores del tema que tratan. No deben de conocer el refrán: dime de que presumes y te diré de lo que careces. Tengo una larga lista de gente "supuestamente experta y entendida" en cine, televisión, literatura...
Hay muchas personas estupendas que se ponen fácilmente la medalla...quizás porque nadie lo hace por ellos. Daría nombres y enlaces, pero no pretendo que ganen lectores.
Un día pensé...si estos se atreven a ser críticos y a hundir o subir a los altares a quienes quieren (eso siempre ha existido en este gremio)...¿por qué yo no?.
Desde niña veo la televisión, leo libros y disfruto del cine. Pues hala...también soy una crítica experta en todos estos temas. En realidad, modestia aparte, soy como una artista del Renacimiento...conozco y domino todos los palos. Soy así de estupenda...

Bueno, seré sincera...en estas especies de "críticas" voy a dar mi opinión, claramente convencida de que cada uno tenemos nuestros gustos y que nadie es omnipotente ni perfecto...lo que a mí me guste o deje de gustar no es la opinión general. Y no, lo que yo digo, no va a misa ni es ley...

Mi primera víctima (en este caso) va a ser la ¿novela? "La Clave Gaudí".
En los últimos meses he leído buenos libros...pero este no es el caso del que ocupa esta entrada.
Y por lo tanto es un libro que no puedo recomendar. Mi más sincera recomendación es no gastar ni un triste euro en él...regalárselo a un enemigo sería buena idea, si no costara tanto...
Yo cometí el error de comprármelo. ¿La razón?. Mi fascinación por Gaudí. y su obra Pensaba encontrar entre sus páginas una buena novela en torno a la figura de Antonio Gaudí. Me equivoqué.
Y es que "El Código Da Vinci" y su indudable éxito, ha hecho mucho daño...
Según este artículo, Andreu Carranza y Esteban Martín escribieron esta novela por su admiración por el genial artista de Reus. Querían divertirse escribiéndola y divertir a sus lectores. Conmigo no lo han conseguido. Con otros tampoco...
Confieso que tengo un pequeño defecto a la hora de leer: me cuesta mucho no finalizar la lectura de un libro...aunque tenga que hacer un gran esfuerzo en ello, con la esperanza de que en alguna página pueda descubrir que ha valido la pena perder mi tiempo en una lectura poco satisfactoria.
Si dijera todo lo que no me ha gustado de "La Clave Gaudí"...digamos que casi podría escribir un ensayo. Y es que no entiendo como se ha podido publicar esta "novela" en tan corto espacio de tiempo, en una editorial que admiro y respeto.
El argumento no se sostiene en ningún momento. La historia no es nada creíble.
Con investigar y recopilar una larga cantidad de datos (por lo menos a mí se me hace eterna en varios capítulos) no se hace una novela. La redacción es pobre y de mala calidad. La imaginación y la creatividad se quedaron tomando copas en algún bar. No consigue que te enganches a la supuesta conspiración que llevó al asesinato de Gaudí y a una especie de guerra milenaria entre buenas y malas sociedades secretas.
Y el final...no te deja precisamente con buen sabor de boca. A mí me provocó una carcajada. Por lo menos algo gané, aunque fuera reírme de estos autores y de su libro.
Se supone que son profesionales en el campo de la escritura y admiradores de Antonio Gaudí: con su experiencia y la del artista, podían haber aprendido a crear una buena base que sostuviera todo lo que iban construyendo después.
Si Gaudí hubiera realizado su trabajo como lo han hecho ellos...no habríamos llegado a conocer ninguna de sus obras (menos mal que no ha sido así). Se habrían derrumbado todas a los pocos meses...
Aunque siempre podíamos haberle echado la culpa a esos oscuros personajes que según ellos le hicieron la vida imposible a Gaudí hasta que lograron empujarle delante de un tranvía...tranquilos, no estoy destrozando el argumento de la novela. Ya lo hacen Andreu y Esteban por si solos.
Por tanto, ahora que se va acercando el día de Sant Jordi, tened mucho cuidado con lo que pueden esconder unas buenas tapas y un atractivo título...puede resultaros muy caro...

viernes, 27 de marzo de 2009

Como decíamos ayer...

The Italian Restaurant 1600

Pues ya tocaba, ya era hora. Como decíamos ayer (pienso que no es necesario explicar a quien le he plagiado tan famosa frase)...vuelvo a la blogosfera . Con nueva dirección y con nuevo blog. Bueno, no tan nuevo. Me he permitido traer algunas cosas del antiguo. Y es que en los últimos meses me he acostumbrado a las mudanzas. Siento que no os encontréis con la "casa" totalmente amueblada y ordenada. Tened cuidado con no tropezaros con las cajas que están tiradas por el suelo...
Han sido unos meses de parón y descanso (por lo menos por estos lares), pensando que no tenía nada que decir (ni escribir) y mucho menos que interesara a alguien que no fuera yo.
Hasta que descubrí que Picasso tenía razón: la inspiración existe, pero tiene que encontrarte trabajando. A medida que iba decorando mi nuevo hogar, iba descubriendo que realmente tenía ganas de invitar a mis amigos a que vinieran a verme. Y que todavía me quedaban muchas cosas por contar...y hasta que interesaran. El tiempo lo dirá.
Hoy la entrada va sobre frases famosas o célebres, o como gustéis llamarlas.
La primera, ya la he mencionado al principio. Como decíamos ayer. Clara forma de escaquearme de dar explicaciones de tanta espera. Se ha creado tanta expectación, que lo único que conseguiré ahora es lectores decepcionados. ¿Y para esto tanta esperar?. Pues sí, para esto...
La segunda, el nuevo título del blog: "No te pongas estupendo". Podía decir que fue lo primero que se me ocurrió, pero mentiría. Lo que sí puedo decir es que lo "encontré" cuando no lo estaba buscando, como casi siempre ocurre.
Es una frase que desde que la leí en "Luces de Bohemia" de Valle Inclán me encantó.
Alguna vez alguien la ha escuchado de mis labios, otras veces he pensado en decírselo a más de uno que se lo merecía (pero que seguramente no lo entendería) y sí, otras tantas me la he dicho a mí misma.
Para quien no conozcais esta obra o no os acordéis de ella, os paso las escenas donde aparece la frase en cuestión:

ESCENA IX

RUBÉN: Max, amemos la vida, y mientras podamos, olvidemos a la Dama de Luto.

MAX: ¿Por qué?

RUBÉN: ¡No hablemos de Ella!

MAX: ¡Tú la temes, y yo la cortejo! ¡Rubén, te llevaré el mensaje que te plazca darme para la otra ribera de la Estigia! Vengo aquí para estrecharte por última vez la mano, guiado por el ilustre camello Don Latino de Hispalis. ¡Un hombre que desprecia tu poesía, como si fuese Académico!

DON LATINO: ¡Querido Max, no te pongas estupendo!

RUBÉN: ¿El señor es Don Latino de Hispalis?

DON LATINO: ¡Si nos conocemos de antiguo, maestro! ¡Han pasado muchos años! Hemos hecho juntos periodismo en La Lira Hispano-Americana.

RUBÉN: Tengo poca memoria, Don Latino.

DON LATINO: Yo era el redactor financiero. En París nos tuteábamos, Rubén.

RUBÉN: Lo había olvidado.

MAX: ¡Si no has estado nunca en París!

DON LATINO: Querido Max, vuelvo a decirte que no te pongas estupendo...

ESCENA XI

MAX: Latino, ya no puedo gritar... ¡Me muero de rabia!... Estoy mascando ortigas. Ese muerto sabía su fin... No le asustaba, pero temía el tormento... La Leyenda Negra, en estos días menguados, es la Historia de España. Nuestra vida es un círculo dantesco. Rabia y vergüenza. Me muero de hambre, satisfecho de no haber llevado una triste velilla en la trágica mojiganga. ¿Has oído los comentarios de esa gente, viejo canalla? Tú eres como ellos. Peor que ellos, porque no tienes una peseta y propagas la mala literatura, por entregas. Latino, vil corredor de aventuras insulsas, llévame al Viaducto. Te invito a regenerarte con un vuelo.

DON LATINO: ¡Max, no te pongas estupendo!

No te pongas estupendo. Gran frase. De ponerse estupendo, no se libra nadie en algún momento de su vida. Algunas personas son estupendas las veinticuatro horas del día (sí, hasta durmiendo)...pienso que debe de ser agotador...sobretodo para las personas que las sufren...
Si además añadimos que esta frase fue creada por Valle Inclán, creador del esperpento...
Por ahora y hasta nueva orden, es un blog distinto al anterior. Lo único que no cambian son mis pequeñas historias, las que he traído en una pequeña maleta....el resto...tendréis que leer las próximas entradas para descubrirlo.
Sólo daré una pista: no esperéis conocerme leyendo este blog. Esta vez voy a mentir mucho. (o no, quien sabe). He comprobado que es mucho más divertido que contar toda la verdad . Más historias y menos biografía. Lo podría resumir así.
Así pues, hoy comienza este nuevo viaje. El tiempo dirá a donde me llevarán los pasos.
¡¡Bienvenidos a mi blog, el único, el mejor, el que cambiara vuestras vidas!!.
Ay, como me gusta ponerme estupenda...

Y no, no es casualidad que la apertura de este blog coincida con el Día Mundial del Teatro.
Felicidades a todos los que sueñan, a los que les gusta hacer de su vida un teatro, a los que saben lo que es disfrutar encima de un escenario y a los que también disfrutan aunque sea sólo como espectadores.