lunes, 30 de marzo de 2009

La clave Gaudí


Dentro de esta nueva etapa, lo que son las cosas, me he metido a crítica.
Con la plataforma de internet han surgido críticos hasta debajo de las piedras. Eso sí, no unos críticos cualquiera, no: presumen de ser grandes conocedores del tema que tratan. No deben de conocer el refrán: dime de que presumes y te diré de lo que careces. Tengo una larga lista de gente "supuestamente experta y entendida" en cine, televisión, literatura...
Hay muchas personas estupendas que se ponen fácilmente la medalla...quizás porque nadie lo hace por ellos. Daría nombres y enlaces, pero no pretendo que ganen lectores.
Un día pensé...si estos se atreven a ser críticos y a hundir o subir a los altares a quienes quieren (eso siempre ha existido en este gremio)...¿por qué yo no?.
Desde niña veo la televisión, leo libros y disfruto del cine. Pues hala...también soy una crítica experta en todos estos temas. En realidad, modestia aparte, soy como una artista del Renacimiento...conozco y domino todos los palos. Soy así de estupenda...

Bueno, seré sincera...en estas especies de "críticas" voy a dar mi opinión, claramente convencida de que cada uno tenemos nuestros gustos y que nadie es omnipotente ni perfecto...lo que a mí me guste o deje de gustar no es la opinión general. Y no, lo que yo digo, no va a misa ni es ley...

Mi primera víctima (en este caso) va a ser la ¿novela? "La Clave Gaudí".
En los últimos meses he leído buenos libros...pero este no es el caso del que ocupa esta entrada.
Y por lo tanto es un libro que no puedo recomendar. Mi más sincera recomendación es no gastar ni un triste euro en él...regalárselo a un enemigo sería buena idea, si no costara tanto...
Yo cometí el error de comprármelo. ¿La razón?. Mi fascinación por Gaudí. y su obra Pensaba encontrar entre sus páginas una buena novela en torno a la figura de Antonio Gaudí. Me equivoqué.
Y es que "El Código Da Vinci" y su indudable éxito, ha hecho mucho daño...
Según este artículo, Andreu Carranza y Esteban Martín escribieron esta novela por su admiración por el genial artista de Reus. Querían divertirse escribiéndola y divertir a sus lectores. Conmigo no lo han conseguido. Con otros tampoco...
Confieso que tengo un pequeño defecto a la hora de leer: me cuesta mucho no finalizar la lectura de un libro...aunque tenga que hacer un gran esfuerzo en ello, con la esperanza de que en alguna página pueda descubrir que ha valido la pena perder mi tiempo en una lectura poco satisfactoria.
Si dijera todo lo que no me ha gustado de "La Clave Gaudí"...digamos que casi podría escribir un ensayo. Y es que no entiendo como se ha podido publicar esta "novela" en tan corto espacio de tiempo, en una editorial que admiro y respeto.
El argumento no se sostiene en ningún momento. La historia no es nada creíble.
Con investigar y recopilar una larga cantidad de datos (por lo menos a mí se me hace eterna en varios capítulos) no se hace una novela. La redacción es pobre y de mala calidad. La imaginación y la creatividad se quedaron tomando copas en algún bar. No consigue que te enganches a la supuesta conspiración que llevó al asesinato de Gaudí y a una especie de guerra milenaria entre buenas y malas sociedades secretas.
Y el final...no te deja precisamente con buen sabor de boca. A mí me provocó una carcajada. Por lo menos algo gané, aunque fuera reírme de estos autores y de su libro.
Se supone que son profesionales en el campo de la escritura y admiradores de Antonio Gaudí: con su experiencia y la del artista, podían haber aprendido a crear una buena base que sostuviera todo lo que iban construyendo después.
Si Gaudí hubiera realizado su trabajo como lo han hecho ellos...no habríamos llegado a conocer ninguna de sus obras (menos mal que no ha sido así). Se habrían derrumbado todas a los pocos meses...
Aunque siempre podíamos haberle echado la culpa a esos oscuros personajes que según ellos le hicieron la vida imposible a Gaudí hasta que lograron empujarle delante de un tranvía...tranquilos, no estoy destrozando el argumento de la novela. Ya lo hacen Andreu y Esteban por si solos.
Por tanto, ahora que se va acercando el día de Sant Jordi, tened mucho cuidado con lo que pueden esconder unas buenas tapas y un atractivo título...puede resultaros muy caro...

viernes, 27 de marzo de 2009

Como decíamos ayer...

The Italian Restaurant 1600

Pues ya tocaba, ya era hora. Como decíamos ayer (pienso que no es necesario explicar a quien le he plagiado tan famosa frase)...vuelvo a la blogosfera . Con nueva dirección y con nuevo blog. Bueno, no tan nuevo. Me he permitido traer algunas cosas del antiguo. Y es que en los últimos meses me he acostumbrado a las mudanzas. Siento que no os encontréis con la "casa" totalmente amueblada y ordenada. Tened cuidado con no tropezaros con las cajas que están tiradas por el suelo...
Han sido unos meses de parón y descanso (por lo menos por estos lares), pensando que no tenía nada que decir (ni escribir) y mucho menos que interesara a alguien que no fuera yo.
Hasta que descubrí que Picasso tenía razón: la inspiración existe, pero tiene que encontrarte trabajando. A medida que iba decorando mi nuevo hogar, iba descubriendo que realmente tenía ganas de invitar a mis amigos a que vinieran a verme. Y que todavía me quedaban muchas cosas por contar...y hasta que interesaran. El tiempo lo dirá.
Hoy la entrada va sobre frases famosas o célebres, o como gustéis llamarlas.
La primera, ya la he mencionado al principio. Como decíamos ayer. Clara forma de escaquearme de dar explicaciones de tanta espera. Se ha creado tanta expectación, que lo único que conseguiré ahora es lectores decepcionados. ¿Y para esto tanta esperar?. Pues sí, para esto...
La segunda, el nuevo título del blog: "No te pongas estupendo". Podía decir que fue lo primero que se me ocurrió, pero mentiría. Lo que sí puedo decir es que lo "encontré" cuando no lo estaba buscando, como casi siempre ocurre.
Es una frase que desde que la leí en "Luces de Bohemia" de Valle Inclán me encantó.
Alguna vez alguien la ha escuchado de mis labios, otras veces he pensado en decírselo a más de uno que se lo merecía (pero que seguramente no lo entendería) y sí, otras tantas me la he dicho a mí misma.
Para quien no conozcais esta obra o no os acordéis de ella, os paso las escenas donde aparece la frase en cuestión:

ESCENA IX

RUBÉN: Max, amemos la vida, y mientras podamos, olvidemos a la Dama de Luto.

MAX: ¿Por qué?

RUBÉN: ¡No hablemos de Ella!

MAX: ¡Tú la temes, y yo la cortejo! ¡Rubén, te llevaré el mensaje que te plazca darme para la otra ribera de la Estigia! Vengo aquí para estrecharte por última vez la mano, guiado por el ilustre camello Don Latino de Hispalis. ¡Un hombre que desprecia tu poesía, como si fuese Académico!

DON LATINO: ¡Querido Max, no te pongas estupendo!

RUBÉN: ¿El señor es Don Latino de Hispalis?

DON LATINO: ¡Si nos conocemos de antiguo, maestro! ¡Han pasado muchos años! Hemos hecho juntos periodismo en La Lira Hispano-Americana.

RUBÉN: Tengo poca memoria, Don Latino.

DON LATINO: Yo era el redactor financiero. En París nos tuteábamos, Rubén.

RUBÉN: Lo había olvidado.

MAX: ¡Si no has estado nunca en París!

DON LATINO: Querido Max, vuelvo a decirte que no te pongas estupendo...

ESCENA XI

MAX: Latino, ya no puedo gritar... ¡Me muero de rabia!... Estoy mascando ortigas. Ese muerto sabía su fin... No le asustaba, pero temía el tormento... La Leyenda Negra, en estos días menguados, es la Historia de España. Nuestra vida es un círculo dantesco. Rabia y vergüenza. Me muero de hambre, satisfecho de no haber llevado una triste velilla en la trágica mojiganga. ¿Has oído los comentarios de esa gente, viejo canalla? Tú eres como ellos. Peor que ellos, porque no tienes una peseta y propagas la mala literatura, por entregas. Latino, vil corredor de aventuras insulsas, llévame al Viaducto. Te invito a regenerarte con un vuelo.

DON LATINO: ¡Max, no te pongas estupendo!

No te pongas estupendo. Gran frase. De ponerse estupendo, no se libra nadie en algún momento de su vida. Algunas personas son estupendas las veinticuatro horas del día (sí, hasta durmiendo)...pienso que debe de ser agotador...sobretodo para las personas que las sufren...
Si además añadimos que esta frase fue creada por Valle Inclán, creador del esperpento...
Por ahora y hasta nueva orden, es un blog distinto al anterior. Lo único que no cambian son mis pequeñas historias, las que he traído en una pequeña maleta....el resto...tendréis que leer las próximas entradas para descubrirlo.
Sólo daré una pista: no esperéis conocerme leyendo este blog. Esta vez voy a mentir mucho. (o no, quien sabe). He comprobado que es mucho más divertido que contar toda la verdad . Más historias y menos biografía. Lo podría resumir así.
Así pues, hoy comienza este nuevo viaje. El tiempo dirá a donde me llevarán los pasos.
¡¡Bienvenidos a mi blog, el único, el mejor, el que cambiara vuestras vidas!!.
Ay, como me gusta ponerme estupenda...

Y no, no es casualidad que la apertura de este blog coincida con el Día Mundial del Teatro.
Felicidades a todos los que sueñan, a los que les gusta hacer de su vida un teatro, a los que saben lo que es disfrutar encima de un escenario y a los que también disfrutan aunque sea sólo como espectadores.