miércoles, 13 de mayo de 2009

No me iré mañana

Carátula del cd "No me iré mañana" de Antonio Vega

De Antonio Vega ya hablé hace un tiempo. En cierto modo la estrella se ha extinguido, pero por otro lado seguirá brillando mientras su música siga viva. No digo nada original. Eso no significa que no sea una gran verdad. Alguien que ha dejado tanta huella en la memoria de tantos y en la historia de la música española, no desaparece del todo mientras sigan sonando algunas de sus canciones.
La muerte de Antonio Vega ha sido tantas veces anunciada y tantas otras esperada, que ahora que realmente ha ocurrido, es difícil de creer. Alguien que tanto ha luchado por escapar de los que le querían enterrar antes de tiempo...daba la sensación de que iba a salir a flote.
Voy a ahorrarme rellenar líneas comentando su biografía, su discografía, lo que significó (y significa) su música para mí y para muchos. Prefiero contar algo que me ocurrió anoche. Regresaba a casa andando y desde la calle escuché que por lo menos en tres viviendas estaban escuchando a Antonio Vega. "El sitio de mi recreo", "Se dejaba llevar" y "La chica de ayer" me acompañaron prácticamente todo el camino. Y me dio por pensar en cuantos lugares se estaría repitiendo la escena.
Me pareció el mejor homenaje y la mejor manera de despedirse de un gran artista. Sobran las palabras, las alabanzas, los reproches...lo mejor es poner las canciones creadas por él y agradecer todos los buenos momentos que nos han dado...y que nos darán.
Prefiero escuchar y no escribir más. Discúlpenme los morbosos...

4 comentarios:

  1. ...jugando con las flores en tu jardin.

    saludos
    Kpax

    ResponderEliminar
  2. Es una pena...una gran pena...
    Un besuco.

    ResponderEliminar
  3. Hoooola, nena! ¡Te había perdido la pista!
    ¡Qué tal te va?

    Saludos desde la krypta.


    Patricia

    ResponderEliminar