miércoles, 1 de septiembre de 2010

A mi querida tocaya


Buenas noches, mi querida tocaya.
Han pasado varios días ya desde que te fuiste, como eras tú, sin molestar, sin dar "guerra".
Ninguno de los que estamos aquí sabemos que hay al otro lado. A mí siempre me ha gustado que existe algo más y que las personas que realmente quieren y son queridas, nunca se van del todo: queda algo de ellas en este mundo.
Y me gusta pensar que vas a poder seguir navegando por nuestro mundo común. No me imagino que aguantes más de un día sin internet.
Sea lo que sea, este post va dedicado a ti, aunque tengo la tranquilidad de que no leerás nada aquí que no te haya ido tantas veces. Ya sabes, por si estás ocupada para asuntos tan vanos como este humilde blog.
Con todo, necesitaba volver a darte las gracias por ser mi amiga y por todo lo que me has dado en estos años, sin pedir nada a cambio. Porque así eras/eres tú, alguien con un corazón que no se cansaba de dar y dar. Una mujer que ha dejado huérfanos a muchos amigos, echándote de menos cada día.
Ya sabes que te quiero, que eres mi tocaya. Lo sabes todo. Muchos amigos también conocen la historia de nuestra amistad.
Y sin menospreciar a los demás que han estado en este camino, tengo que volver a agradecer tu apoyo y tu cariño para darme un empujón cuando la subida se me hacía imposible.
Si hace algunos años me hubieran dicho que entrando en aquel famoso foro, iba a encontrar a tanta gente extraordinaria, no me lo hubiera creído.
Y así fue como nos conocimos. Y como surgió al exterior una parte de mí importante, pero que tenía reservada para mí misma y para unos pocos "elegidos".
No sé si existiría este blog (y el anterior) si no hubiera sido por ti. No sé si me hubiera atrevido a "sacar a la luz internauta" mis relatos ni a pensar que el "imposible" se convirtiera en "quizás" y "¿por qué no?". Lo único que siento es que te hayas ido sin haber cumplido mi promesa de demostrarte que tenías razón, en forma de un libro regalado con mi dedicatoria cariñosa. Ya sabes a que promesa me refiero.
También me lamento por no haberse realizado ese deseo mutuo de ser invitada en tu casa. Que te voy a contar...vas dejando pasar los meses y los años, por falta de tiempo o por falta de dinero...y no te das cuenta de que la vida no espera. La última lección que recibí de ti, de tantas que me diste.
Menos mal que no me has dejado sola. Porque si no, ¿a quién iba a ir con mis dudas, con mis penas, con mis alegrías, con mis sueños?. Te echaré de menos, malagueña querida, a pesar de todo.
Eras amiga para muchos y la razón es clara. Ahí estabas, para lo bueno y para lo malo, secando las lágrimas cuando era necesario, poniendo tu hombro cuando necesitaba apoyo y alegrándote con mi felicidad. Parece fácil, pero no lo es.
Vivías para tus amigos y con tu permiso, un trozo de ti nos lo quedamos para siempre.
Por mi parte, prometo seguir con mi sueño, sabiendo que de alguna manera estarás acompañándome en el camino.
Por tu parte, no nos abandones del todo y ven a vernos de vez en cuando, aunque no nos demos cuenta de tu presencia. Donde estés, sigue escribiendo tus bellos poemas, que bastante los vamos a echar en falta aquí.
¿Qué más decirte?. Que esto no es un adiós, eso nunca. Es un hasta pronto.
Y no me digas loca si hablo contigo aunque no me respondas.
Hasta pronto, M Carmen, Maika, la alegre y buena malagueña.

P.D.: ¿qué pensabas, que ya no guardaba las hadas que me regalabas al principio de nuestra amistad?. Como muestra, la imagen que encabeza este post lleno de amor, de amistad y de tristeza.

MI VIDA, LLEGO CON AIRES DE COLIBRÍ ,QUE VOLABA ,POR ESE MAR DE LA ESTRELLA ,,QUE ME ENVOLVIÓ DE CAPA FINA,, MIS ALIENTO ,QUE ME SUPIERON A MERENGUE Y CARAMELO, ESENCIAS VITAL DE ESE AMOR ,QUE NOS ABRAZAS Y NOS ACARICIAS ,MIS PENSAMIENTO QUE LANZO A LOS VALLE ,LLENOS DE FRAGANCIA .MI VIDA LLEGO CON AIRES DE COLIBRÍ ,SIENTO VOLAR ,SIENTO AIRES EN MIS PULMONES QUE ME SABES A LA MAR DE LOS SUEÑOS ....

(Poema sacado del blog "Un país en soledad", de Maika, una gran "poetisa" y mejor persona)