domingo, 6 de febrero de 2011

Sinde… sin decir ni hacer nada todos estaríamos mejor (II)

Bueno, como decíamos ayer…

Lo que me ocurrió el viernes por la tarde: cometí un error. Haciendo zapping, descubrí que estaban echando una serie que me gusta, “Como conocí a vuestra madre”, y un episodio que no había visto, ya que tampoco es de las que sigo asiduamente. Y me quedé viéndola. Lo malo es que la echaban en Neox, una de las cadenas de Antena-anuncios-3. Craso error. A los cinco minutos ya daban paso a publicidad, cortando un diálogo por la mitad (algo propio si ves algunas de las “segundas” de esta cadena). Me pude ir a duchar, prepararme un café y todavía tuve que esperar. No calculé el tiempo, pero estoy segura de que los anuncios duraron más que un capítulo normal de esta serie…

Paremonos a pensar: ¿cuántos minutos de nuestra vida hemos perdido esperando a que comenzara o continuara una serie?. Sin contar con tantas otras veces que tienes que tragarte quince o veinte minutos de pausa publicitaria para ver los últimos CINCO minutos de la serie o película de turno…

Pues bien, un buen día apareció internet, y con él, páginas que te ofrecían una atrayente posibilidad: no sólo podías ver capítulos enteros de series sin pausas, si no que podías verlos cuando y como quisieras. Sin más esperas, sin más pausas aburridas, sin más ojeras por empezar a ver una serie a las diez y tener que esperar a las doce de la noche para llegar al final…

Yo comencé esta costumbre con “Perdidos”. La razón principal, aparte de lo ya mencionado, los mareos que dieron de horarios y de días. Y además descubrí algo “nuevo” que no podías hacer en la televisión: poder ver las series en versión original subtitulada.

Y sí, soy fiel a seriesyonkis. No sólo puedo ver las series cuando y como quiero, si no que también puedo disfrutar de las de antaño. Casi, casi, a la carta. Y lo mejor de todo, en su orden (no como prefiera emitirlos la cadena) y sin ver más de una vez un capítulo, a no ser que desee hacerlo.

Pero llegó la “ley Sinde” y la señora ministra dijo (y sigue diciendo) que esta clase de páginas se lucran del trabajo de otros. ¿Conclusión?. Hace algunos meses se cierran dichas páginas, incluida seriesyonkis. Me alegra saber que esta vez se hayan sabido cubrir las espaldas.

Y ahí va lo que me gustaría decir a la cara de la guionista, directora y creadora Mª Angeles González Sinde: bien, te compro el tema de la música, los libros, las películas…pero, ¿qué daño hace ver las series on line?. A los creadores pienso que no (sobretodo si hablamos de series norteamericanas). ¿A quién hacemos daño?. ¿A los publicistas que ya no nos hinchan las narices con sus anuncios?. ¿A las cadenas que se lucran de las audiencias y sobretodo, de la publicidad?.

Señora Sinde: ¿estamos hablando de cultura o estamos hablando del oscuro caballero don dinero?. ¿Quiénes están perdiendo más dinero, los creadores o todos los vampiros que giran alrededor de ellos (discográficas, editoriales, productoras, etc), aprovechándose de la creatividad ajena?. ¿Por qué no hace una ley para bajar los precios de los libros, del cine, de los discos?. ¿Por qué no una ley que impida la publicidad abusiva y el maltrato de las cadenas a las series y a las películas?.

Me preocupa realmente la cultura y creo que internet hace más bien que mal por ella.

Y si en un futuro lograra publicar algún libro (casi imposible), espero seguir como ahora, preocupándome más porque me lean más personas, aunque gane menos dinero. Y si, podría ocurrir. Si usted escribe guiones y dirige películas, cualquiera puede hacerlo. Aunque no tengamos su suerte, que de dormida tiene poco…

Podría decirla más cosas, pero tengo claro que mi opinión y la de muchas otras personas, no la importan en absoluto.

¿Por qué no aprovecha su puesto y hace realmente algo por la cultura?. Puede comenzar por dejar de escribir y de dirigir. No diga nada, señora, no haga nada tampoco. Todos estaríamos mejor…

2 comentarios:

  1. Varias cosas:

    Llamar a esta señora escritora es como llamarla yo señora.

    Mira lo que le importará a Sinde la cultura que mientras hablaba Camus en los Goya (otro que para colmo apoya la ley por lo que entendí de su aburrido discurso de agradecimiento) ella ojeaba un planfleto ensimismada.

    Y bueno, que ciertamente no me preocupa esta ley, es como ponerle barreras al campo. Tarde o temprano tendrán que ceder, no sé ya tanto si como reconocer, pero sí ceder, ante una realidad y no futuro como bien ha dicho Alex de la Iglesia. Y esa realidad es que no han querido adaptarse, porque es mucho mejor seguir frotandose las manos y llenándose los bolsillos a costa de un modelo de negocio obsoleto.

    ResponderEliminar
  2. Tienes toda la razón.
    La verdad es que daba vergüenza ajena verla ¿representando? al ministerio de Cultura...sin contar con el resto del Gobierno, que vamos...

    Alex de la Iglesia ha quedado como un señor, y ha dicho una gran verdad, guste o no a los que viven de la cultura y no para la cultura.

    ResponderEliminar