martes, 12 de abril de 2011

Razones para escribir

Tras un post como el anterior, y a manera de auto-complacerme, debo recordar las razones por las que sigo escribiendo.
A raíz de este enlace que publicó en el facebook mi querida Marichuy, Diez razones para escribir, comprobé que coincidíamos en varias. Supongo que es normal y los motivos que a algunas personas nos provoca escribir serán comunes en la mayoría de los casos, en mayor o menor medida.

Aunque caiga en el error de repetirme de algún post de “Escribo porque respiro”, aquí están mis razones:

1-     Que yo recuerde, la principal razón que me llevó a escribir, era para hablar de temas que por entonces no encontraba en otros libros y que me preocupaban, propios de la adolescencia.
2-     Por placer, aunque no lo llamaría placer erótico. Más bien es un placer difícil de explicar, hay que sentirlo. Crear una historia en tu cabeza, llevarla al papel y comprobar que has sabido escribirla y explicarla como pensabas…cuando terminas de escribir el final, lees todo lo escrito, corriges, relees y le das el “visto bueno”. Eso es placer…
3-     Por diversión. Escribir siempre me ha resultado divertido. Nunca ha sido una obligación ni mucho menos una tarea aburrida. Me divierte imaginar tramas, personajes y, a veces, hasta sorprenderme viendo hacia donde me lleva la historia a medida que voy escribiéndola. Si alguna vez no me sucediera esto, estoy segura de que lo dejaría.
4-     Porque me siento más viva que nunca cuando escribo. Y por tanto, cuando no lo hago, pienso que estoy viviendo a medias…porque no sería realmente yo.
5-     Porque quiero pensar que tengo un don, un talento, para ser escritora. A pesar de lo que piensen algunos, la escritura no es tarea fácil. No consiste en saber unir palabras, si no que hay que saber darlas un significado. Hay que saber redactar, tener buena ortografía (para mí es imprescindible) y sobretodo conseguir escribir algo que te guste a ti y a los demás: un comienzo, una trama y un desenlace. Un buen camino que lleve a un buen destino.
6-     Por reconocimiento y admiración, no. De hecho, tardé tiempo en enseñar mis relatos a unos pocos, y años en mostrarme a más personas, incluso desconocidas, como hago en este blog. Aunque claro que un dulce no amarga a nadie. A todos nos gusta gustar, en todos los ámbitos.
7-     Por creer que sirvo para algo en esta vida. Un buen motivo para seguir luchando, para seguir adelante, sobretodo en esas ocasiones en las que vivir se hace muy cuesta arriba. Dejar una huella, aunque sea pequeña.
8-     De las razones que expone Roland Barthes, la que más me gusta. Para satisfacer a mis amigos e irritar a mis enemigos. Un relato puede ser un buen regalo o una buena lanza envenenada…
9-     En ocasiones, como protesta ante la realidad en la que vivimos, en un mundo tan injusto y desequilibrado como este.
10-Y también porque, ante esta realidad, siempre es bueno tener un refugio de imaginación y fantasía, al que puedes huir y donde puedes aislarte. Un lugar en ninguna parte donde no molestar ni que te molesten.

Aquí mis diez razones principales, aunque no las únicas. Porque, día a día,  siempre surge una nueva razón para hacer lo que más te gusta en esta vida.

5 comentarios:

  1. Hola querida Maika

    Pues ya lo dijiste coincidimos en varias, la décima es quizá la que más más. Escribir es un refugio, también una catarsis, un placer y hasta un motivo en sí mismo.

    Un gran beso

    ResponderEliminar
  2. Marichuy, que decir más, totalmente de acuerdo. ;)
    Gracias por pasarte.
    Un besazo

    Ethan, parece mentira que a estas alturas tenga que aclararte que no es eso lo que he querido decir.Todo lo que escribo me gusta. Afortunadamente lo que a mí me gusta, les gusta también a otros. Obviamente, a otros no les gusta nada.
    La enorme suerte de escribir porque me gusta, sin un editor o un jefe tras de mi, es que no hay ningún tipo de presión por ese lado.
    También hace tiempo que renuncié a publicar y no recibo ningún dinero por las visitas que tengo en este blog.
    Por tanto, es evidente, que escribo lo que me gusta y con lo único que tengo que luchar es conmigo misma, que a veces cuesta por mi excesivo perfeccionismo.
    Con todo, no es lo mismo escribir relatos o novelas, que guiones.
    O si lo prefieres, ser escritora que guionista.
    Lo primero te da mucha más libertad que lo segundo.
    No lo digo yo, te lo puede decir cualquier guionista. Sí que es verdad que en ocasiones, tus gustos coinciden con el productor o productora de turno y el director, y consigues trabajar en un guión que te apasiona.
    Pero como un guionista que conocí me dijo: "no dejamos de ser unos currantes a las órdenes del director y del productor, y bajo un presupuesto".
    Por todo esto y conociéndome como me conoces, no entiendo tu comentario.
    Yo me supero cada día o por lo menos lo intento.
    Con todo, gracias por lo de ser buena.
    Besossssss

    ResponderEliminar
  3. Ethan, lo siento, he ido a borrar un comentario mío y he borrado el tuyo sin querer.
    Aquí le transcribo de nuevo.

    No coincido en parte del 5. Eso de escribir para gustar a los demás es algo que odio. Escribir para gustar supone restar personalidad a tus escritos, autocensurarse muchas veces. Los guiones los escribo desde el punto del espectador sí, pero del espectador que soy yo, si a mi me gusta y soy bastante exigente como espectador, aunque pueda estar alejándome del gusto general de la gente, sé que estaré siendo fiel a lo que quiero contar y quiero ver contado. Además la gente a veces en cuestión de gustos es muy gilipollas. Falta de humildad por mi parte? Algo de eso hay, ser escritor es ser artista, igual que ser actor, músico, etc. Ser humilde durante el proceso creativo puede llevarte a la mediocridad. No confundir esto con no ser autocrítico. Creo que ser crítico con tu obra esta muy ligado al ego. Eres buena y no puedes escribir cualquier cosa.

    ResponderEliminar
  4. Coincido con el 1 la 2 y la 7. Me parece muy sabio tu escrito, pero francamente coincido con Ethan, escribe lo que a ti te parezca bueno, no para que otros puedan decir si lo es. Puede que a una persona le guste y otra lo odie.

    Saludos, April.

    ResponderEliminar
  5. Pues te remito a la respuesta que le di a Ethan.
    Yo escribo lo que me gusta. Y sí, tengo la fortuna de que tengo lectores fieles a los que les encantan mis relatos y están deseando que saque un libro.
    Y sí, queda genial decir "yo escribo lo que quiero y si a los demás no les gusta, es su problema".
    No, si escribes y solamente te gustan a ti tus escritos, lo mejor es que cambies de oficio. No lo haces bien.
    Saludos

    ResponderEliminar