viernes, 10 de febrero de 2012

Facebook kill the blog star?

Ya sé que los que me leéis preferís mis relatos a otras cosas, pero me tendréis que disculpar. Últimamente me estoy dedicando a escribir fuera de este blog, con un proyecto que espero llevar hasta el final.
Mientras cuelgo algún relato de "Historias capturadas" o quizás de "Historias al son de una canción", quiero hacer una reflexión en voz alta.
Seguramente que el título de este post os sonará (nunca mejor dicho), ya que es un claro "plagio" a la canción "Video kill the radio star".
Estamos en los tiempos de las redes sociales (Twitter, Facebook, Tuenti, etc...) y parece que eso está "matando" a los blogs (no hay nada más que navegar y comprobar que cada vez hay menos visitas, menos comentarios, más blogs abandonados o eliminados...).
No estoy descubriendo nada nuevo, pero no me gusta la idea de que algún día los blogs puedan llegar a desaparecer. Aunque yo no es que sea un buen ejemplo, ya que mis actualizaciones de los dos últimos años no son precisamente numerosas.
Muchos dicen que los blogs están pasados de moda, que están muertos, que no valen la pena, que la gente ya no los lee...
Pienso que en este amplio mundo virtual donde nos comunicamos, cabemos todos.
Se puede usar el twitter y el facebook, y seguir teniendo un blog (como ejemplo cercano, la que aquí escribe es lo que hace, con mayor o menor frecuencia). 
Sí que es cierto que a través  de twitter y de facebook puedes llegar a más personas e interactuar más (aunque muchas veces de manera negativa). Pero según mi opinión, no pueden compararse a la escritura y la lectura de un blog.
Volvamos a la canción "Video killed the radio star". Porque en esa canción se habla de la muerte de la radio por la aparición de los videoclips. Y todos sabemos que la radio sigue existiendo, y en la mayoría de las ocasiones gana a la televisión en muchos aspectos. Lo mismo ocurre con los blogs.
A mí me constaría mucho cerrar mi blog. Porque detrás de él (de los dos que he tenido) hay mucha historia, llena de anécdotas, de buenos encuentros, de exagerados elogios, de conversaciones interesantes, de comunicación, de "compadreo", de intimidad...
Es mi espacio propio en el amplio universo virtual, mucho más íntimo que las redes sociales y en mi experiencia, más plagado de intercambio de ideas y opiniones (en cuanto a calidad).
Por no añadir que es mucho menos conflictivo y con mucha menos tontería (y polémicas estúpidas) que la que encuentro en twitter y sobretodo en facebook.
Sí, también hay aspectos negativos, como menos visitas y menos "publicidad" por todo lo que he dicho anteriormente. 
Concluyendo, prefiero los blogs a las redes sociales, aunque considero que todos pueden existir, sin entorpecer los unos a los otros.
Y sí, ahora mismo me pongo con un relato, que es lo que deseáis.
Buen fin de semana.