jueves, 8 de noviembre de 2012

More than words

Más que palabras es lo que necesito. Más que esas vacías palabras que me dedicas solamente cuando te encuentras desesperado y crees que vas a perderme.

Me has dicho tantas veces que me quieres, que me amas, que has conseguido que esas frases pierdan su sentido.
Así que prométeme que esta noche será diferente.
Esta vez no quiero que utilices tu boca y tu lengua para hablar, sino para recorrer cada rincón de mi cuerpo.
Cierra los ojos y acaríciame como si fuera la primera vez, cuando menos me conocías y más me deseabas.
Hazme el amor como bien sabes, como el profesor experto que siempre has sido para mí, tu alumna ansiosa de aprender y complacerte.
Llévame a ese lugar que conocemos, donde no existen los problemas ni el dolor, únicamente el placer y los orgasmos.
Consigue hacerme olvidar tus mentiras y tus traiciones, y recuérdame en susurros todas las razones por las que nos enamoramos en aquella primavera tardía.
Entonces cuando amanezca entre tus brazos, agotada y satisfecha, comprenderé que este es el principio y no el final de nuestra historia de amor.
Me miraré en tus ojos y no necesitaré nada más. Ni siquiera escuchar de tus labios un «te quiero».  Simplemente lo sabré. 


2 comentarios:

  1. Intenso y al grano.
    Espero que no sea pasajero, lo de volver a publicar, digo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, paisano, últimamente los relatos me salen más cortos de lo acostumbrado. Pero creo que ha quedado claro el mensaje. :)
      Confío en que no sea pasajera esta vuelta. Si me acompaña el tiempo y las ganas, seguiré publicando.
      Gracias por pasarte. :)

      Eliminar