sábado, 30 de noviembre de 2013

He terminado el libro

Pues sí, ya he terminado el libro de relatos. Concretamente hace una semana, el 23 de noviembre. Y no hay mucho más que decir. Por ahora no voy a decir de qué tema trata. Y espero que los pocos que lo saben tampoco lo hagan.
Escribo este post para ahorrarme el tener que explicar las cosas varias veces.
Para los profanos en el tema: lo mejor es escribir el libro, lo peor es lo que viene después. Lo que estoy viviendo ahora: el inexplicable vacío que te queda dentro; las dudas y los temores; la poca esperanza de que el manuscrito llegue a buen puerto, etc.
Al no ser una princesa del pueblo que vive de haberse follado a un torero, tengo complicado que una editorial se interese en publicarme. Soy una autora desconocida, sin padrinos ni contactos en el mundo editorial y sin gozar de buena suerte, que tiene la mala costumbre de esquivarme. Y autopublicar por el momento no está en mis planes. No digo que haya excepciones y que existan libros autopublicados de calidad. Pero mi experiencia como lectora de dichos libros ha sido bastante penosa en la mayoría de los casos. Sin embargo, no me atrevo a decir que nunca autopublicaré. Sobre todo si la otra opción es guardar mis relatos en un cajón...
En resumen, serán largos meses de esperar pacientemente, de investigar las posibles opciones, de evitar que me estafen, de cruzar los dedos para que nadie me robe la idea (el contenido está registrado, la idea no se puede registrar), de confiar en tener lectores que disfruten de mis relatos como yo he disfrutado escribiéndolos... eso sin contar con las estupideces que tendré que escuchar mientras tanto («cualquiera puede escribir», «escribir es un entretenimiento», «puedo hacerme rica y famosa si publico», etc.)


Me gusta decir que escribir es un viaje inolvidable donde me gusta pararme a contemplar el paisaje, sin pensar en el final del camino. Pues bien, ha sido un viaje inolvidable de diez meses que he disfrutado mucho, pero ya he llegado a mi destino. Y lo único que deseo es volver a viajar. Ponerme de nuevo frente a la pantalla en blanco y crear nuevas historias que contar. Como también suelo decir, escribo porque respiro. Y el placer que siento al hacerlo nada ni nadie me lo puede arrebatar. 

viernes, 14 de junio de 2013

Somos gente honrada


Hay películas que merecen una entrada. Si con esto colaboro un poco a que reciba lo que se merece, una gran taquilla, me doy por satisfecha.


Anoche tuve el privilegio de ir al preestreno de «Somos gente honrada» gracias a la iniciativa del Terrat, que invitó a dicho evento a las personas desempleadas.
¿Quiénes mejor para entender lo que sienten y piensan los protagonistas? Dos hombres que están en el paro, sin dinero, con esa impotencia propia de los que se encuentran apartados de la vida que un día tuvieron, con un futuro pintado de negro, sin esperanza de ver la luz al final del túnel.
Con los pocos instantes de paz y alegría que da una buena amistad, y esa interrupción de la realidad que todos nos podemos permitir. En su caso, disfrutando de unas horas pescando (o intentándolo).
¿Y qué ocurre si en tu camino aparece la tentación en forma de diez kilos de cocaína?
¿Todo lo soluciona el dinero? ¿Se pueden comprar las amistades o los sentimientos?
Para saberlo, tendréis que ir al cine. No os arrepentiréis.

Es una gran historia con extraordinarios personajes. Y detrás de ella, una excelente dirección a cargo de Alejandro Marzoa y una estupenda interpretación de sus actores.
Personalmente, me rindo a los pies de Paco Tous, Miguel de Lira y Marisol Membrillo. Saber transmitir con la mirada, aparte de con las palabras... eso se tiene o no se tiene.
Sin menospreciar los papeles de Unax Ugalde, Manuel Velasco y Manuela Vellés. Ni tampoco a los secundarios, que no merecen un segundo plano.
Además, quien conozca la filmografía que han realizado Jose Corbacho y Juan Cruz (Tapas, Cobardes, Pelotas), entenderá por qué Corbacho (El Terrat) es productor y está promocionando con tanta pasión esta película.

Sin más, y como no soy crítica de cine, solamente me queda aconsejaros que vayáis a ver «Somos gente honrada». Disfrutad de cerca de hora y media de buen cine español. 


miércoles, 15 de mayo de 2013

Escribir un libro

Ya tenía ganas de hacer esta entrada.
Desde hace unos meses tengo prácticamente abandonado el blog, y tampoco estoy muy activa en las redes sociales.
Varias personas me han preguntado el motivo, unas con mejores maneras que otras.
Parece que he dejado de escribir, pero es más bien todo lo contrario.
A finales del año pasado fue brotando una idea interesante para un libro.
Y en enero me puse a ello. Desde entonces estoy embarcada en esta aventura de locos que no sé dónde me llevará, pero de la que estoy disfrutando como una niña.
Para los interesados se trata de un libro de relatos (sí, de cuentos). No voy a dar más detalles, así que no me los pidáis.
Por ello, comprended que dedique todo mi tiempo, mi escaso talento y mi imaginación a este proyecto.
No es la primera vez que he pensado en escribir un libro, pero esta vez es diferente. Quizás porque dispongo del tiempo necesario, porque tengo apoyo, porque considero que es una buena idea, porque me siento más segura como escritora... quién sabe.
Lo importante es que en esta ocasión no tengo pensamiento de abandonar hasta que ponga el punto final al último relato.
Hay mucho que decir sobre el proceso de creación de un texto literario: los momentos de inspiración y de bloqueo mental, la frustración al no saber continuar la historia, la satisfacción que produce finalizarla, las manías, los trucos, los cambios de humor, la paciencia de los que te rodean, las horas muertas mirando a las musarañas y pensando en los personajes, etc.
Muchos días me he sentido identificada en algunos aspectos con esos escritores cuyas biografías y entrevistas he devorado (no hay mejor aprendizaje que conocer los errores y los aciertos que cometieron aquellos a los que admiras).
Como no deja de ser un trabajo (por ahora, no remunerado), a veces se convierte en una obligación. No os dejéis engañar, salvo excepciones, no se trata de ponerse frente a una página en blanco y rellenarla con palabras sin pausas, sin dudas.
Si antes no me creía que fuera posible realizar un libro en poco tiempo, ahora menos. Absurdos ignorantes incluso juran que puede escribirse una novela en dos meses. ¿Una novela en dos meses? Es cierto que en la historia de la literatura han existido genios capaces de tamaña obra, pero este tipo de genialidad la poseen pocos mortales.
Yo he sufrido esa terrible experiencia de leer el ejemplar de un supuesto autor que presumía de haberlo escrito en poco tiempo. El resultado, como no, era bastante penoso; una tortura propia de la Inquisición. Para esos ineptos que se hacen llamar escritores debería existir pena de prisión, o al menos una escandalosa multa. De ese modo algunos se lo pensarían dos veces a la hora de compartir su torpeza con los demás.
Y es que ser escritor se ha convertido en algo aparentemente accesible para todos.
Sí, algunos (entre los que me incluyo) podemos hacernos ilusiones pensando que somos buenos narradores. Pero no se puede engañar a los demás, a los lectores (entre los que también me incluyo) que juzgamos sin piedad quien se merece un puesto en la carrera literaria.
Con suerte dentro de unos meses me someteré a esa prueba de fuego. Y si no valgo, lo aceptaré, y acataré la condena de no volver a llamarme escritora.
Mientras tanto, los relatos en este blog deberán esperar.
Lo que sí me parece interesante es publicar algún post explicando mi experiencia durante estos meses. ¿Qué opináis?

miércoles, 3 de abril de 2013

Premios Liebster Awards

El pasado 1 de febrero, el blog de aflabor me premió con un Liebster Awards. Son premios virtuales que dan blogueros, administradores de web o fan pages de Facebook a otros, para que sean más conocidos en la red. Bien porque sean recién llegados a Internet, bien porque tengan menos de 200 seguidores (que es mi caso).
Las normas de estos premios son las siguientes:
1.      Nombrar y agradecer el premio a la persona/blog que te lo concedió.
2.      Responder a las once preguntas que te formule.
3.      Conceder el premio a once blogs que te gusten y que estén empezando.
4.      Formular once preguntas para que respondan los blogueros a los que premias.
5.      Visitar los blogs que han sido premiados junto con el tuyo.
6.      Informar a los blogueros de su premio.

Vamos a ello.
Lo primero, agradezco a aflabor que me haya premiado. Y aprovecho para recomendar su blog a todo el mundo, sobre todo a los interesados en conocer más sobre el derecho laboral, recursos humanos y empleo.

Ahora, a responder las preguntas que me ha formulado.
1. ¿Por qué decidiste crear un blog y cuándo empezaste?
Decidí crear un blog el 8 de marzo de 2007 porque una amiga me convenció. Le gustaba como escribía y me animó a colgar mis escritos en la red para llegar a más gente. Hasta entonces solamente enseñaba mis relatos a los amigos, y no a todos.
2. ¿Qué te aporta tener un blog?
Me aporta, como ya he dicho, la posibilidad de que me lean personas que de otra manera no podrían (sobre todo cuando no existían las redes sociales) porque no tengo libros publicados. También me ha servido para valorarme más como escritora, porque no es lo mismo que recibas elogios de un amigo, que es difícil que sea totalmente objetivo, que de un desconocido, quien no tiene por qué regalarte los oídos.
Gracias a él he conocido a personas extraordinarias y he ampliado mi círculo de amistades. En el mundo de los blogs te alimenta tanto escribir el propio como leer los de los demás.
Finalmente, me parece todo un lujo poseer un espacio propio, un rincón en este gran mundo virtual donde poder expresar lo que siento y lo que pienso, con sus buenas y sus malas consecuencias.
3. ¿De dónde nace la inspiración para escribir?
¿De dónde no nace? En mi caso, de lo que ha ocurrido y ocurre a mi alrededor, de las experiencias propias y de las ajenas. De tener siempre los ojos y los oídos muy abiertos.
De aprender a ponerte en la piel de los demás. De la música, del cine, de la televisión... y por supuesto, de leer todo lo que puedo, porque hasta de la mala literatura aprendes algo. Con todo, cada día estoy más de acuerdo con lo que decía Picasso: la inspiración existe, pero debe encontrarte trabajando. Las musas no hacen el trabajo por ti.
4. ¿Por qué motivo cerrarías tu blog?
Cerraría el blog si no me aportara nada o me diera cuenta que a nadie le interesa.
5. ¿Cuál ha sido el post que más éxito ha tenido? ¿A qué lo atribuyes?
En general, de los posts que publico, los que siempre han tenido más éxito son los relatos. Lo atribuyo a que, afortunadamente, existe gente que disfruta con las historias que cuento.
 6. ¿Cómo planificas contenidos para tu blog?
No lo suelo planificar. Solamente hay que ver lo abandonado que lo tengo...
7. ¿Cuál es tu red social preferida y por qué?
Mi red social preferida es Twitter, sin duda. En mi humilde opinión, es donde más se interactúa, donde puedes encontrar más temas y personas interesantes.
8. ¿Con qué personaje histórico te identificarías?¿Por qué?
Con ninguno. Porque no me considero lo suficiente relevante para pasar a la historia.
9. ¿Quién es esa persona que te gustaría que entrara en el mundo de los bloggers?
Hay mucha gente que tiene cosas que aportar al mundo bloguero. Ahora mismo no se me ocurre ninguna persona en especial.
10. ¿En los momentos off-line que te gusta hacer?
Disfrutar del tiempo con mi pareja, mis amigos y mi familia. Escribir, leer, bailar, escuchar música, ver películas y series, cuidar del jardín, pasear, hacer punto de cruz, dormir, soñar...¿por qué el día solo tiene veinticuatro horas?
11. Resúmete en tres palabras.
Imposible.

Concedo el premio Liebster Awards a blogueros que sigo en Twitter.
1. "¡Sinduda alguna...vale!" de Toni Negre (@antoninegre), su rincón literario y del que todos a los que les apetezca acompañarle.

2. El blog de Esteban Pérez Sánchez (@EstebanPerezsan), otro escritor-poeta de mi familia tuitera. 

3. Siguiendo con mi familia tuitera, "Buenos días princesa" de la dulce poetisa Alicia (@alinuski5) 

4. "Para el viento" de Prosiland (@PROSILAND), otro interesante blog literario. 

5. "Magic life: today is the day", blog de Bárbara (@unavidamagica).

6. Aunque tenga muchos seguidores y lleve tiempo en el mundo bloguero, no puedo dejar de premiar a mi querida Marichuy (@marichuyro), porque da gusto perderse entre sus posts. 

7. El blog del escritor David Fouler (@DavidFouler), "Un hombre contra elmundo". 

8. El blog de Teresa Fernández (@huifang12), "Palabras"

9. Otro que no lo necesita pero sí se lo merece es 4Colors (@4Colors). 

10. El blog de Quique Gordaliza (@gordaliza), "Rumbo al centro"

11. Y aunque ya ha recibido este premio, repito la concesión, por su arte y por su blog, "La página de Julico",  a Julio Amigo Quesada (@julioamique). 

Asimismo, recomiendo que los sigáis por Twitter.

Enhorabuena y no me matéis, si no os gusta esta clase de premios.

Para finalizar, repito las preguntas que me han formulado a mí, para que las respondan los premiados.
1. ¿Por qué decidiste crear un blog y cuándo empezaste?
2. ¿Qué te aporta tener un blog?
3. ¿De dónde nace la inspiración para escribir?
4.- ¿Por qué motivo cerrarías tu blog?
5. ¿Cuál ha sido el post que más éxito ha tenido? ¿A qué lo atribuyes?
6. ¿Cómo planificas contenidos para tu blog?
7. ¿Cuál es tu red social preferida y porqué?
8. ¿Con qué personaje histórico te identificarías?¿Por qué?
9.- ¿Quién es esa persona que te gustaría que entrara en el mundo de los bloggers?
10. ¿En los momentos off-line que te gusta hacer?
11.- Resúmete en tres palabras.

Gracias a Antonio (@aflabor en Twitter) por entregarme un premio que no merezco. Simplemente hay que echar un vistazo a lo abandonado que lo tengo. En un próximo post os explicaré por qué.